Sábado, 7 de Mayo de 2011

Una faena al erario público

A Coruña destina medio millón en el cuatrienio a la feria taurina

ALICIA GUTIÉRREZ ·07/05/2011 - 08:00h

Javier Losada, alcalde socialista de A Coruña. EFE

Algunos hechos embisten como morlacos. Ejemplo: el medio millón de euros destinado en el cuatrienio por el alcalde socialista de A Coruña, Javier Losada, a pagar la feria taurina de la ciudad. En un guiño del destino o la casualidad, el evento se desarrolla cada agosto en el Coliseum coruñés. Y ese es un espacio originalmente diseñado para actividades culturales, no para luchas de circo romano con copla de valentía al son de las gaitas.

Pero, en realidad, ni siquiera cabe hablar aquí de una nueva versión de pan y circo con que Julio César y los suyos mantenían el patio en orden. Porque, según los datos oficiales facilitados por el consistorio coruñés, a la feria taurina acudieron 21.000 personas en 2009 y 17.400 en 2010. Y A Coruña tiene 220.500 habitantes. Nada que ver, por tanto, con los 669.750 aficionados del San Isidro madrileño en su última edición ni con los 219.640 de la Feria de Sevilla.

¿Demanda social?

¿Por qué el Ayuntamiento herculino saca de su bolsa cada año 128.500 euros para subvencionar, o contratar como remacha el Ayuntamiento, a cambio de nada al empresario que luego contrata a los toreros? "Por la demanda social", responden y repiten los portavoces de Losada. "Los toros son una actividad legal", añaden. Claro. También lo es la pornografía para adultos. Y ningún ayuntamiento la financia. Que se sepa.

La feria ha abierto una brecha en la coalición gobernante. Porque el candidato del BNG, Xosé Manuel Carril, cuyo partido gobierna con Losada, no sólo califica de "barbarie" la feria. Su acusación va más lejos: "Hay colectivos de inmigrantes o de personas con enfermedades raras a los que el Ayuntamiento no da ni un euro". La hemeroteca y la web municipal confirman que las subvenciones previstas en la convocatoria de este ejercicio para actividades de interés social se ciñen a 80.000 euros, lo que equivale al 62% de lo que abonará el ayuntamiento por las corridas.

Ese contrato ninguna contrapartida reporta al municipio: si hay beneficios, se los queda el empresario; si hay déficit, se cubren con los 128.500 euros anuales del erario municipal, cifra que hasta 2009 era algo menor a 120.000. "La rentabilidad económica no nos importa, como no nos importa en otros muchos contratos que hacemos para traer espectáculos", argumenta el equipo del regidor coruñés. Lo hace antes de admitir que sí, que el asunto ha abierto "un profundo debate social".

Desde luego el debate va camino de alcanzar profundidad de zanja. Rubén Pérez, de la plataforma Galicia, Mellor sen Touradas (Galicia, Mejor sin Corridas), cuenta que varias asociaciones escandinavas ya han lanzado un boicot a la ciudad. La faena, se mire como se mire, está hecha.

Noticias Relacionadas