Viernes, 6 de Mayo de 2011

Campaña sin promesas en un pueblo de Sevilla

La quiebra municipal de Palomares del Río lastra a los candidatos

FERNANDO VICENTE ·06/05/2011 - 22:16h

Los 7.800 habitantes de Palomares del Río, a 10km de Sevilla, disfrutan de la renta per cápita más alta de la provincia. Y con 740 desempleados, de una de las tasas de paro más bajas del país. Sólo un millar de ellos son vecinos del casco antiguo; el resto se reparte en las 14 urbanizaciones de unifamiliares que lo rodean. Es pues una ciudad dormitorio de clase media alta, que, sin bloques altos ni aglomeraciones de adosados, conserva la verde imagen del Aljarafe sevillano de toda la vida.

Tres de los cuatro partidos fueron abandonados por sus líderesA pesar de sus acomodados vecinos, siempre ha gobernado la izquierda. Primero IU. Después, 14 años, la Unión de Izquierdas de Palomares del Río (UIPR). Y los últimos cuatro, el PSOE. Paradójicamente también, por muy ricos que puedan ser sus vecinos, Palomares llega en absoluta ruina a esta campaña electoral. Con una deuda acumulada de 8 millones de euros, y un déficit mensual de 210.000, es incapaz de pagar a sus funcionarios, tiene un ERE abierto para buena parte de sus contratados, y es más incapaz aún de pagar a sus proveedores de servicios básicos como el agua o la luz.

La crisis llevó al actual alcalde, Juan Bautista Ginés, a recortar el presupuesto de 14 a 5 millones, la plantilla municipal de 177 a 130, y a subir los impuestos, un 28% según la oposición. “Lo hemos pasado mal”, asegura antes de reconocer que “no es suficiente, habrá que recortar aún más”. En esas condiciones, no hay promesas que vayan más allá de recuperar servicios básicos como la limpieza o el mantenimiento de calles y jardines. Y una idea, “utilizar nuestros 800 metros de río para atraer inversiones relacionadas con el deporte”, dice Ginés. Peor aún lo ha pasado la oposición. Tras perder a sus líderes históricos, que se fueron sin renunciar a sus actas, UIPR presenta a Concha Aído: “Ofrecemos otra forma de gestionar, con eso me conformo porque poca cosa se puede hacer”.

Tiene la renta más alta de Sevilla, pero el Ayuntamiento está en la ruinaPor su parte, Manuel Guerreiro, candidato de IU, cuyo anterior líder y único concejal abandonó hasta la militancia pero no su silla en el pleno, asegura que su “principal oferta” ante la falta de recursos es “la verdad, que la gente sepa lo que hay”.Exactamente lo mismo pregonan desde el PP, abandonado también por su anterior candidato y que tampoco renunció al cargo de concejal. El PP ha optado por la que fuera su candidata en 2007 por la cercana Mairena, de la que sigue siendo vecina, Lola Rodríguez: “La situación de Palomares es crítica. Lo primero será una auditoría”. Sus promesas también son modestas: “Que el pueblo va a estar limpio, que los jardines se cuidarán, que habrá seguridad…”.

Noticias Relacionadas