Viernes, 6 de Mayo de 2011

El PIB avanza lentamente con el consumo muy débil

El Banco de España calcula que la economía creció un 0,2% en el primer trimestre

 

P. G. ·06/05/2011 - 22:00h

La economía española crece, pero "a un ritmo muy débil". El Banco de España cifra ese crecimiento en el 0,2% durante el primer trimestre del año. Eso hace que la tasa interanual, la comparación con el mismo periodo de 2010, avance hasta el 0,7%, sólo una décima más que en el trimestre precedente.

Las estimaciones del supervisor financiero, incluidas en su informe trimestral de coyuntura publicado el viernes, confirman la impresión de que la economía se ha asentado en una senda de recuperación, pero lenta. "No lo veo de forma pesimista: el crecimiento es moderado, pero sigue siendo positivo", señala Xavier Segura, jefe del servicio de estudios de CatalunyaCaixa. No obstante, cree que ese será el tono del año, "muy contenido", coherente con las previsiones de los analistas y del Banco de España de un crecimiento medio del PIB del 0,8% para el conjunto de 2011 (frente al 1,3% del Gobierno), escaso para crear empleo.

El comercio y el turismo empujan el crecimiento económico

"El informe del Banco de España pone de relieve que las recetas que se están aplicando, que son como un plan de rescate pero sin recibir dinero, retraen la actividad y la creación de empleo; y así no se sale de la crisis", subraya Juan Torres López, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla. En la misma línea abunda Bruno Estrada, director de Estudios de la Fundación 1º de Mayo, quien, además, advierte de que "la situación se puede agravar a partir de las elecciones autonómicas y municipales con el previsto recorte del gasto en ayuntamientos y comunidades".

La economía crece por el empuje del sector exterior: las exportaciones y el turismo mejoran. Pero la demanda interna mantiene su atonía: el consumo y la inversión muestran una recuperación "moderada", y el gasto público está en retroceso. El consumo privado (casi dos terceras partes del PIB) no da muestras de que vaya a repuntar notablemente. "No espero alegrías", dice gráficamente Segura, por las dudas sobre el empleo, el aumento de los tipos de interés y la inflación al alza.

Además, y en su línea, el Banco de España critica las subidas salariales del primer trimestre, que califica de "excesivas": el 3,1%, por las cláusulas de revisión, y el 1,7% en los nuevos convenios. No obstante, el informe recoge que los costes laborales siguen contenidos. "La continua reducción de los costes laborales significa una reducción del peso de la remuneración de asalariados en el reparto de la riqueza generada en España. Esto supone un incremento de la ya de por sí elevada desigualdad de la distribución de la renta", destaca Estrada.

Y, como remate, el organismo supervisor alerta en su informe un encarecimiento del crédito a hogares y empresas a lo largo del año. "El Banco de España está haciendo una política errónea, que le viene bien a las grandes empresas, que van solas y no necesitan estímulos, mientras no hace nada por las pequeñas empresas, que sí lo necesitan", dice Torres López.

Noticias Relacionadas