Viernes, 6 de Mayo de 2011

La decisión del Tribunal Constitucional no cierra la puerta a nuevas impugnaciones de Bildu

EFE ·06/05/2011 - 18:08h

EFE - Los dirigentes de la coalición Bildu (integrada por EA, Alternatiba y abertzales independientes), Martín Garitano (i), Oskar Matute (2i), Bakartxo Ruiz (c), Maiorga Ramirez (4i), Pello Urizar (3d), Ander Rodriguez (2d), e Ikerne Badiola (d), durante una conferencia de prensa en San Sebastián en el primer día de campaña, horas después de que el Tribunal Constitucional haya decidido que puede concurrir a los comicios del 22 de mayo.

El fallo del Tribunal Constitucional (TC) que da luz verde a Bildu para que pueda presentarse a las elecciones del próximo 22 de mayo, no cierra la puerta a nuevas impugnaciones de las listas de la coalición ante el Tribunal Supremo si se detectan nuevos indicios de su conexión con la ilegalizada Batasuna.

En virtud de la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) aprobada el pasado mes de enero, el Gobierno y la Fiscalía tienen la posibilidad de volver a impugnar las listas de Bildu hasta el próximo 12 de mayo, "si tuviera conocimiento de circunstancias que impidan la presentación de candidaturas".

Con este nuevo plazo, la sala del 61 del Supremo tendría hasta el domingo 15 de mayo, una semana antes de la jornada electoral, para resolver el recurso.

En el caso de que Bildu pidiera de nuevo el amparo del Tribunal Constitucional, éste debería adoptar una decisión definitiva antes de las 24 horas del viernes 20 de mayo, justo antes de que comience la jornada de reflexión, día previo a las elecciones.

Una vez que se celebren los comicios y antes de que se produzca la proclamación oficial de los electos, el artículo 108 de la LOREG también abre una nueva vía para impedir que tomen posesión de sus cargos, si se observan conexiones con formaciones ilegalizadas.

Incluso, la ley permite también "en cualquier momento del mandato" retirar el acta a un cargo electo de un partido que se ilegalice, incluso después de los comicios.

El electo solo podrá conservar su acta si presenta una declaración voluntaria e indubitada de rechazo a la causa por la que fue ilegalizado su partido, coalición o agrupación.