Martes, 15 de Enero de 2008

¿Es peligroso el calcio a partir de los 55?

Un estudio asegura que los suplementos pueden aumentar el riesgo de infarto

ANTONIO GONZÁLEZ ·15/01/2008 - 21:17h

JUPITER - Los suplementos de calcio son muy recetados a las mujeres con osteoporosis.

El calcio es un nutriente esencial de la dieta que permite, entre otras cosas, un adecuado funcionamiento del corazón, los músculos y el sistema nervioso. Sin embargo, tomarlo en dosis excesivas a una edad elevada puede resultar nocivo. Según indica un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda), recibir suplementos de calcio puede suponer, para mujeres sanas a partir de 55 años, un mayor riesgo de sufrir un
infarto de miocardio.

Aun teniendo en cuenta las limitaciones de esta investigación, como el tamaño de la muestra –que al inicio era sólo de 1.471 mujeres postmenopáusicas con una edad media de 74 años–, sus autores consideran que si posteriores estudios confirman este efecto, los supuestos beneficios de la ingesta de suplementos de calcio por mujeres con osteoporosis quedarían muy limitados. Desde este punto de vista, el autor principal del trabajo, el profesor Ian Reid, señaló a Público que considera “razonable” que las mujeres mayores que toman suplementos de calcio consulten a su médico sobre sus factores de riesgo
cardiovascular.

Riesgo en mayores de 70

“Lo prudente es desaconsejar los suplementos de calcio en mujeres mayores de 70 años y en aquellas con enfermedad cardiovascular”, explica Reid, que señala, sin embargo, que no hay ninguna razón para rebajar la ingesta de este nutriente en el caso de niños, jóvenes y personas de mediana edad.
En las mujeres a partir de los 55 años, lo sensato es una ingesta máxima de un gramo diario de calcio, por lo que si ya ingieren por la dieta medio gramo, no deberían tomar una cantidad mayor que 0,5 miligramos mediante suplementos, agrega el experto.

El estudio, que publica hoy la revista British Medical Journal, se basa en la revisión de los datos procedentes de un análisis anterior sobre los beneficios de estos suplementos en la salud ósea de las mujeres participantes, todas ellas sanas.

Las mujeres fueron divididas en dos grupos. Los autores dieron a 732 de las participantes un suplemento diario de un gramo de calcio y de placebo, a otras 739, y realizaron un seguimiento de cinco años con evaluaciones cada seis meses, registrando eventos como la muerte súbita, el infarto, la angina o el infarto cerebral. No obstante, 336 mujeres del primer grupo y 296 del segundo abandonaron el estudio antes de su finalización.

Más casos de infarto

Tras el seguimiento, los autores observaron la existencia de un “incremento significativo” de eventos cardiovasculares entre las mujeres que tomaban calcio. En el caso de los infartos de miocardio, 31 de las mujeres sufrieron infarto de miocardio en los años de seguimiento, frente a 19 del otro grupo. Tomando como conjunto todos los problemas cardiovasculares, la diferencia entre ambos grupos fue menos significativa (69 mujeres afectadas en el grupo del calcio frente a 42 en el caso del placebo).

Para el presidente de la Fundación Hispana de Osteoporosis (FHOEMO), Manuel Diaz-Curiel, esta investigación no invalida la administración de calcio en personas con osteoporosis, “ya que el calcio mejora los efectos positivos de los fármacos”.

No obstante, el experto señala que quizá convendría destacar que “no se debería administrar suplementos de calcio oral a personas completamente sanas, sobre todo si son muy ancianas”.

En cuanto al estudio en sí, Diaz-Curiel opina que “deja mucho que desear” por el tamaño de la muestra y los abandonos que se han registrado, y advierte de que en mayores de 80 años, puede haber hipercalcemia, lo que puede facilitar los sucesos cardiacos.

Noticias Relacionadas