Sábado, 7 de Mayo de 2011

Plan de rescate para los que dejaron de estudiar en la época de bonanza

El Gobierno espera sumar 60.000 titulados medios

DIEGO BARCALA ·07/05/2011 - 08:00h

Miguel G.Castro - Alumnos de formación profesional en un instituto de Madrid.

El trabajo precario, de baja cualificación, pero en definitiva de fácil acceso, que la expansión económica proporcionó en España hasta 2008, dejó en el camino a un 60% de parados sin más titulación que la básica.

El Consejo de Ministros aprobó ayer un plan de rescate dotado con 20 millones de euros para esos jóvenes que abandonaron sus estudios y ahora están interesados en retomarlos para tener al menos un título de Formación Profesional (FP) para defenderse en el mercado laboral. El Ministerio de Educación cree que unas 60.000 personas podrían acogerse a este plan.

El Programa Acredita, como se denomina, tendrá su primera convocatoria el próximo junio. Unos 3.000 evaluadores examinarán a los interesados en convalidar al menos dos años de experiencia laboral con parte de un título de FP de las ramas de Educación infantil y Dependencia, Hostelería y Turismo y Reparación de Vehículos, según indican fuentes del Ministerio de Educación.

"No se trata de dar títulos", explicó el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba. El objetivo es reenganchar a los mayores de 25 años que puedan demostrar dos años de experiencia laboral para que, en caso de aprobar unas pruebas, puedan evitar parte de un título de FP. "Se da la paradoja de que hay más restricciones, númerus clausus, en la Formación Profesional superior que en el conjunto de los estudios universitarios", explicó Rubalcaba.

El Programa Acredita tratará de contribuir a fortalecer el porcentaje de titulados medios en España que, según los datos de la OCDE, es un 15% inferior a la media de la UE. La revitalización de la FP es uno de lo objetivos primordiales de Educación, que prevé la aprobación, el próximo mes, de un mapa de titulaciones que radiografía por comunidades autónomas dónde faltan o sobran plazas de matriculación.

Además, para el próximo mes de septiembre está prevista la aprobación del nuevo Marco Español de Cualificaciones Profesionales y un decreto que amplíe las convalidaciones recíprocas de conocimientos entre títulos universitarios y de FP de grado superior (posterior al grado medio o Bachillerato).

Nuevo 4º de ESO

La siguiente reforma pendiente que pasará por el Consejo de Ministros será el real decreto que modifica 4º de ESO para orientar a los alumnos hacia el Bachillerato o la FP. Es decir, para seguir estudiando y poder así reducir el alarmante 30% de jóvenes que lo dejan al acabar ese curso para buscar trabajo. El nuevo curso ofrece tres ámbitos: comunicación, social y científico-tecnológico.

El borrador de ese real decreto ya ha sido analizado por la comunidad educativa. La Confederación de Asociaciones de Padres de Alumnos (CEAPA) cree que la división de los alumnos puede contribuir a la desigualdad. Este colectivo sospecha que la posibilidad que el real decreto otorga a los institutos de no ofrecer todas las asignaturas de cada ámbito les permita seleccionar a los alumnos "según sus capacidades, dirigiendo hacia el Bachillerato" a los mejores estudiantes y a los peores a FP.