Viernes, 6 de Mayo de 2011

Nuevas guías mamográficas EEUU pondrían en riesgo a las minorías

Reuters ·06/05/2011 - 13:41h

Recientes cambios en las guías sobre mamografías preventivas del cáncer de mama en Estados Unidos impedirían que las mujeres de 40 a 50 años, y especialmente las de las minorías, reciban un diagnóstico temprano, sugirieron dos estudios.

El Grupo de Servicios Preventivos de Estados Unidos ya no aconseja que las mujeres de entre 40 y 50 años se realicen mamografías de rutina.

Pero uno de los dos estudios, un análisis retrospectivo de la University of Missouri en Columbia, mostró que las mamografías detectaban en las mujeres de esa franja etaria tumores menores, con menos expansión hacia los nódulos cercanos, que los exámenes mamarios manuales.

Las mujeres de las minorías también eran más propensas que las blancas a desarrollar cánceres en su cuarta década de vida, según datos revisados por investigadores de la Loma Linda University en California.

"Para algunas mujeres asiáticas y de otras minorías, la incidencia pico (del cáncer de pecho) es una década antes. Las guías no son étnicamente específicas", dijo Sheldon Feldman, jefe de cirugía mamaria del Centro Médico de la Columbia University y presidente del comité de publicaciones de la Sociedad Estadounidense de Cirujanos Mamarios.

"Ese es un punto importante. Uno puede coincidir o no con las recomendaciones generales para los grupos promedio, entonces ciertamente para las minorías y determinados subgrupos esas recomendaciones deben ser modificadas", añadió.

Ambos estudios fueron presentados en el encuentro anual de la sociedad esta semana. Feldman no participó de ninguno de ellos.

Expertos de la University of Missouri revisaron datos sobre 1.581 pacientes con cáncer de mama e identificaron a 311 que tenían entre 40 y 49 años. Al 47 por ciento se le había diagnosticado la enfermedad con una mamografía.

El diámetro promedio de los tumores era de 20 milímetros (mm) en el grupo evaluado con mamografías, comparado con 30 mm en la cohorte sin mamografías. Las mujeres del grupo evaluado con mamografías también tenían una tasa menor de expansión a los nódulos linfáticos, un 25 contra un 56 por ciento.

Y cinco años después del diagnóstico, las mujeres en el grupo examinado con mamografías eran más propensas a estar libres de la enfermedad -un 94 frente a un 71 por ciento- y tienen una tasa de supervivencia general mejor.

Un estudio separado mostró que en las minorías una cantidad mucho mayor de mujeres jóvenes se beneficiarían de las mamografías de control preventivo.

Sharon Lum y su equipo de la Loma Linda University usaron el Registro del Cáncer de California para identificar a 46.691 pacientes de entre 40 y 74 años que fueron diagnosticadas con cierto tipo de cáncer de pecho entre el 2004 y el 2008.

Entre las mujeres en su cuarta década de vida, las hispanas eran más propensas a recibir diagnósticos de cáncer, seguidas de las asiáticas y las mujeres de islas del Pacífico.

"La implementación de las (...) guías impactaría desproporcionadamente en las mujeres que no son blancas y potencialmente conduciría a una presentación más avanzada al momento del diagnóstico", escribió Lum y su equipo.

El cáncer de mama causa anualmente en todo el mundo la muerte de unas 500.000 personas y es diagnosticado en cerca de 1,3 millones de personas.