Viernes, 6 de Mayo de 2011

El Banco de España ve dificultades para vencer la dependencia de la construcción

EFE ·06/05/2011 - 10:05h

EFE - En la imagen, unos billetes de euro. EFE/Archivo

El Banco de España alertó hoy de la existencia de "rigideces" en la economía, que dificultan que se pueda superar el modelo de crecimiento basado principalmente en la construcción.

En su último boletín económico, el organismo supervisor dice que es complicado avanzar hacia un modelo económico más competitivo cuando los aumentos de productividad son consecuencia de las reducciones de plantilla.

Asimismo, recuerda que "transcurridos tres años desde que se iniciara este largo episodio de destrucción de empleo" se siguen relegando a segundo término "factores que deberían estar jugando un papel más activo en esta fase del ciclo".

El Banco de España también predice que el stock de viviendas se irá absorbiendo en los próximos meses.

Así, recalca que la reducción en el número de viviendas terminadas ha hecho que éste vaya aproximándose gradualmente al de iniciadas, de modo que en los próximos trimestres se producirá una estabilización del número de viviendas en construcción.

En general, las cifras del sector, tanto en indicadores como en empleo, siguen retrocediendo, aunque a ritmos cada vez menores.

También la caída de la inversión en construcción se suavizó en el primer trimestre, si bien todavía presenta una notable debilidad.

En cambio, los indicadores de opinión de los empresarios del sector provenientes de las encuestas de la Comisión Europea reflejaron un empeoramiento significativo en la percepción de estos agentes sobre la evolución y perspectivas del sector durante los primeros meses del año.

Por el lado de la demanda de activos residenciales, los últimos datos disponibles sobre el número de compraventas registradas, correspondientes a enero y febrero, muestran una recuperación notable en las cifras de trasmisiones.

Sin embargo, el Banco puntualiza que esta evolución está relacionada con el desfase temporal entre la formalización de las operaciones de compraventa y su inscripción registral, de manera que ese repunte se debe, en realidad, al dinamismo de las transacciones en los meses finales de 2010, como consecuencia del cambio en el tratamiento de la adquisición de vivienda en el IRPF a partir del 1 de enero de 2011.

De hecho, este cambio normativo de carácter fiscal podría estar determinando una caída significativa de las transacciones de viviendas en los meses iniciales del actual ejercicio, como consecuencia del posible adelantamiento de una parte de las mismas al ejercicio anterior.

Por su parte, según los datos de visados y proyectos de obra nueva hasta febrero, tanto la edificación no residencial como la licitación de obra civil mantuvieron "una acusada atonía", recalca el boletín.