Viernes, 6 de Mayo de 2011

Rusia y China demandan un alto el fuego inmediato en Libia

EFE ·06/05/2011 - 11:02h

EFE - El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy (i), estrecha la mano del presidente del Consejo Nacional de Transición (CNT) libio, Mustafa Abdelyalil (d), durante la reunión que mantuvieron en París el pasado 20 de abril. EFE/Archivo

Los ministros de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, y China, Yang Jiechi, demandaron hoy un alto el fuego inmediato en Libia, en una rueda de prensa en Moscú al término de sus conversaciones.

"Todos los esfuerzos deben apuntar a un arreglo pacífico, y no a apoyar a una de las partes de lo que es, en realidad, un conflicto armado interno, es decir, una guerra civil", dijo el jefe de la diplomacia rusa.

En ese mismo sentido se pronunció el titular de Asuntos Exteriores chino, quien reiteró la postura de Pekín sobre la necesidad de un alto el fuego para "evitar una catástrofe humana aun mayor", así como de respetar la libertad de los países a elegir sus propias vías de desarrollo.

A una pregunta sobre cuál será la posición de Rusia ante la propuesta de una operación militar terrestre en Libia, Lavróv contestó que la resolución 1.973 del Consejo de Seguridad de ese país norteafricano excluye claramente esa posibilidad.

"Esta es la postura de la Federación Rusa y se mantiene absolutamente invariable", enfatizó.

El ministro ruso criticó al Grupo de Contacto sobre Libia, que -dijo- "procura asumir cada vez más un papel preponderante en la definición de la política de la comunidad mundial ante Libia".

"Partimos de la base de que el grupo de contacto informal está integrado por estados responsables que han ratificado la Carta de la ONU y que tienen la obligación de respetar las prerrogativas del Consejo de Seguridad", subrayó Lavrov.

El Grupo de Contacto para Libia fue creado por 40 países y organizaciones internacionales para coordinar los esfuerzos de apoyo a Libia junto con la ONU, la Unión Africana, la Liga Árabe, la Organización de la Conferencia Islámica y la Unión Europea.