Viernes, 6 de Mayo de 2011

La Vitrina de Bob Pop

BOB POP ·06/05/2011 - 09:05h

EFE - Después de más de un mes ingresada tras haber sufrido un infarto cerebral durante el Festival de Cine de Málaga, la actriz Silvia Abascal abandonó ayer el Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid y ya se encuentra en casa, fuera de peligro y lista para su recuperación. Muchos ánimos y un fuerte abrazo para Silvia y para su hermano Fernando, quien –seguro que esto ustedes no lo sabían– es amigo de mi hermano pequeño desde la infancia (cuando la mía era ya una época lejana) y que es también un tipo absolutamente encantador. foto: efe


Cómo estará la cosa de malita que la justicia a bocajarro del Gobierno de EEUU encabeza las revistas de cotilleo made in USA. Como poco, estremecedor.


AFP - Desde que Sofía Loren ganara el Oscar en 1961 por la película de Vittorio de Sica Dos mujeres –ella fue la primera actriz en recibirlo por un personaje que no hablara en inglés–, hay dos cosas que apenas han cambiado en el mundo: el peinado de la estatuilla y el de la Loren. No sé si para celebrar eso o porque en Hollywood andaban con ganas de jarana, la Academía de las Artes Cinematrográficas decidió organizar una gala en honor de Sofía en el Teatro Samuel Goldwyn de Beverly Hills, donde ejerció como maestro de ceremonias Billy Crystal y al que acudieron invitados tan variados como las actrices Lorrai- ne Bracco –maravillosa–, Christina Ricci, Eva Mendes y Tippi Hedren; actores como John Travolta, Tom Hanks y Roberto Begnini y el director de Nine –ese engendro que es hasta ahora el último producto de Hollywood en el que ha participado Sofía–, Rob Mar- shall. La actriz italiana acudió al fiestón, enjoyadísima, por cierto, flanqueada por sus dos hijos, Eduardo y Carlo Ponti. De allí a la eternidad.


La revista que ostenta el récord de portadas con el inminente divorcio de los Brangelina –todas falsas– ha decidido rizar el rizo y publicar una serie de entrevistas con supuestas amantes de Angelina que aseguran haberse encamado con ella mientras estaba casada con Brad. Ahá...


La actriz de 94 años, la misma que dijo "la siguiente seré yo" cuando se enteró de la muerte de Liz Taylor, ha sido ingresada de urgencia por graves problemas respiratorios. Pese al mal diagnóstico, su marido confía en que aguante hasta agosto y puedan celebrar juntos sus bodas de plata. Claro, que él también aseguraba que iban a ser padres de nuevo en breve...