Viernes, 6 de Mayo de 2011

La herencia de una anciana enfrenta a los policías de Getxo

Un juzgado vasco investiga el cambio de un testamento en favor del jefe de los agentes

GUILLERMO MALAINA ·06/05/2011 - 08:20h

Fachada de la sede central de la Policía Local de Getxo (Vizcaya). humberto bilbao

Los policías municipales de Getxo (Vizcaya) son testigos de una investigación insólita que trata de esclarecer una herencia que les afecta expresamente a ellos mismos.

El origen del polémico caso se remonta a varios años atrás, pero hasta ahora no había llegado a los tribunales. Una anciana dejó por escrito en su testamento, en 2000, que tras su muerte sus propiedades fueran repartidas entre todos los agentes municipales de Getxo. Sin embargo, 13 días antes de fallecer, en 2006, cuando se encontraba ya en fase terminal y estaba ingresada en el hospital de Cruces, cambió su voluntad ante notario y nombró heredero universal al director de la Policía Local. La herencia incluía una casa y una importante suma de dinero en cuentas corrientes.

La mujer cambió su testamento sólo 13 días antes de fallecer

El caso se encuentra ya en el Juzgado de Primera Instancia de Barakaldo después de que dos funcionarios decidieran recurrir, con el apoyo de una treintena de los más de cien agentes que componen la plantilla, para aclarar, entre otros aspectos, bajo qué tipo de medicación se encontraba la mujer fallecida y si podía conservar todas sus facultades mentales en el momento en que modificó su testamento.

Plataforma de afectados

Un portavoz de la plataforma de policías que apoya la investigación abierta afirma que aún están a la espera de recibir la información sobre el tratamiento clínico recibido por la mujer y el informe forense. "Queremos cerciorarnos de que no hay nada delictivo", afirma. Según sus datos, el piso heredado estaba tasado en 330.000 euros y el jefe de la Policía Municipal pudo venderlo a la postre por 270.000 euros. "Además, sabemos que en las cuentas corrientes, la mujer tenía 3.000 euros, pero queremos saber si antes de su muerte hubo movimientos de grandes sumas de dinero hacia otras cuentas", explica uno de los agentes que integran dicha plataforma.

El principal biende la anciana era un piso tasado en 330.000 euros

"Estamos poniendo dinero de nuestro bolsillo para que se lleve a cabo la investigación. Desde un punto de vista moral, nos parece mal lo ocurrido, pero si además se descubre algo delictivo, vamos a ir hasta el final", añade.

Los diferentes sindicatos que representan a la plantilla también apoyan la apertura de esa investigación para limpiar la imagen del cuerpo policial, mientras que por ahora el único beneficiario de la herencia defiende, en su círculo privado, que todo es legal y que si recibió finalmente toda la herencia es por la estrecha relación que mantenía con la fallecida desde hacía años. Este diario intentó conocer directamente la versión de los hechos del director de la Policía Municipal de Getxo, pero este rehusó.

El extraño caso ha provocado tal revuelo en la localidad, el tercer municipio más poblado de Vizcaya, que todos los partidos políticos con representación en el Ayuntamiento se han pronunciado, en un sentido u otro. El PNV, que gobierna en esta localidad, mantiene por ahora su respaldo al director de la Policía Local. "Mantenemos la confianza en quien ha acreditado su buen hacer profesional al servicio de los vecinos de Getxo a lo largo de los últimos diez años", dijo en un comunicado. El PP y Alternatiba (escisión de Ezker Batua) han pedido, por su parte, el cese del responsable de la Policía Local, mientras que el PSE mantiene una posición neutral, sin inmiscuirse en la polémica, a la espera de conocer qué deciden los tribunales.

Dos partidos del Ayuntamiento han pedido el cese del jefe policial

Los agentes que defienden la apertura de una investigación creen que el propio Ayuntamiento debería haberse implicado en el esclarecimiento del caso porque, afirman, los funcionarios públicos, por ley, no pueden aceptar herencias. Si a la postre consiguieran finalmente que los tribunales les dieran la razón, destinarían el valor de la herencia a alguna causa social: "Creemos que ese dinero procedente de esa herencia debería tener un fin benéfico. Se podría destinar, por ejemplo, a la creación de un centro para mujeres maltratadas en Getxo".