Viernes, 6 de Mayo de 2011

La mezcla de restos humanos en el Valle de los Caídos impide identificarlos

Presidencia señala que para sacar a los republicanos es necesario avisar a las familias de los franquistas

DIEGO BARCALA ·06/05/2011 - 01:00h

Entrada principal de la basílica del Valle de los Caídos, en cuyas criptas hay restos de más de 33.000 personas.

El Gobierno asegura que la exhumación de los restos de los republicanos trasladados al Valle de los Caídos exigiría "la conformidad de los familiares de todos aquellos que tengan restos de parientes depositados en el mismo columbario o en la misma cripta o capilla" y que eso provocaría problemas jurídicos. Es decir, que el deterioro del almacenamiento de los huesos ha sido tal que los republicanos y los franquistas han acabado mezclados.

Con esa explicación trató de convencer ayer el ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, a los 14 familiares de fusilados por los golpistas cuyos restos fueron robados para rellenar nichos en el mausoleo construido gracias a la explotación de presos políticos. En una reunión en la Moncloa, el Gobierno les ofreció que una futura comisión de expertos propuestos por los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados incluya a un representante de la Asociación Pro Exhumación de los Restos del Valle para detallar cómo "dignificar" a las víctimas del franquismo enterradas allí.

"Cuando robaron los restos de mi abuelo, nadie preguntó", dice un familiar

"Entiendo que hay que consultar a todos, pero cuando robaron los restos de mi abuelo en el cementerio de Lleida en 1965 nadie preguntó a mi familia", advirtió Joan Pinyol, nieto de Joan Colom cuyos restos fueron trasladados a San Lorenzo de El Escorial. Más grave todavía es que en plena democracia, en 1990, los restos del abuelo de Pinyol fueran trasladados a otra capilla en una remodelación y tampoco fue avisada su familia. "Los cuerpos allí son una herida muy abierta", añade.

Esparcimiento de huesos

El informe científico que hizo público ayer la Moncloa determina que las cajas de pino que albergaban hasta 15 cuerpos se habían deshecho por el paso de cuatro décadas de almacenamiento inadecuado, expuestos a la humedad de las criptas junto a la basílica excavada al risco de la Nava en el valle de Cuelgamuros. "Ello ha provocado el esparcimiento y mezcla de diferentes restos óseos de un mismo individuo en diferentes niveles de altura", detalla el informe.

"Por investigación no va a quedar", advirtió la Moncloa a los denunciantes

El Gobierno prevé aprobar a mediados de este mes un real decreto para crear una comisión de expertos para hacer en el Valle de los Caídos un centro que recuerde a las víctimas del franquismo. Los grupos parlamentarios han propuesto a historiadores y políticos, pero los familiares insisten en que es necesario "un especialista en arqueología para que vea si realmente es viable o no la identificación de algunos restos concretos", según consensuaron en un comunicado.

Los 14 familiares reunidos ayer con Jáuregui creen que el informe técnico fechado el pasado 15 de febrero, que fue elaborado después de un compromiso del pasado noviembre en el Congreso, concluye la imposibilidad de rescatar los cuerpos de los republicanos "porque no fue elaborado por expertos arqueólogos sino sólo por forenses", insisten.

"El Gobierno considera legítimas sus demandas y se les ha dejado claro que por investigación no va a quedar. El objetivo es sumar toda la información que exista de los que están allí", explicaron desde Presidencia. Los familiares advierten de que la comisión deberá investigar quiénes son los que están enterrados en el Valle de los Caídos, porque el proceso de robo de cadáveres llevado a cabo por el franquismo hace que muchas familias desconozcan que sus abuelos o padres están allí.

Los expertos deberán idear una solución alternativa si la exhumación es inviable. "Cuando uno va a los campos de exterminio nazis como Mauthausen se puede comprobar que los muertos están presentes aunque sea mediante una explicación", opina Pinyol. "El Valle de los Caídos no puede continuar siendo un homenaje al franquismo, como sigue siendo a día de hoy", denunció la diputada de ICV Nuria Buenaventura.