Viernes, 6 de Mayo de 2011

Trias (CiU) da por hecho el "cambio" y promete a Mas ser exigente pero "leal"

EFE ·06/05/2011 - 00:54h

EFE - Convergència i Unió ha dado esta medianoche el pistoletazo de salida del inicio de las elecciones municipales de Barcelona con el clásico enganche de carteles en el recién estrenado centro comercial las Arenas.

El presidente catalán, Artur Mas, y el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, han dado hoy por hecho que esta vez será posible el "cambio" en Barcelona y el alcaldable, Xavier Trias, se ha comprometido a ser "exigente" pero a la vez "leal" al gobierno de la Generalitat.

"Si hacemos lo que hay que hacer, después del 22 de mayo yo seré el alcalde de la ciudad de Barcelona", ha proclamado Trias desde la nueva cúpula de Las Arenas, emplazamiento elegido por CiU para dar el pistoletazo de salida a su campaña, cuyo lema es "El alcalde de las personas".

Ante cerca de un millar de militantes y simpatizantes, según la organización, Trias ha destacado que "por primera vez" parte con las encuestas a su favor: "El cambio es posible. Lo haremos. Podemos conquistar esta alcaldía".

Arropado por la plana mayor de CiU, Trias ha subrayado que si es alcalde será "exigente" con Mas, pero siempre "desde la lealtad" y sin "hacer la competencia" a la Generalitat.

"Creo en el área metropolitana, pero no para quitarle poder a la Generalitat sino para colaborar con la Generalitat", ha dicho Trias, partidario de hacer de Barcelona "la auténtica capital de Cataluña", poniendo su prestigiosa marca "al servicio de todo el país".

Antes de la intervención de Trias, Mas ha exclamado que "después de 32 años" de gobierno socialista en la ciudad de Barcelona "llega la hora del cambio", el momento de "derribar la muralla" del PSC.

Mas ha vaticinado que Trias "esta vez sí" conseguirá ser alcalde: "A la tercera va a la vencida. Y te lo digo por experiencia...", ha comentado aludiendo a sus dos asaltos electorales frustrados en 2003 y 2006.

Pero ha advertido de que la victoria debe ser suficientemente amplia, "indiscutible", como para que PSC, ERC e ICV-EUiA no puedan hacer luego "trapicheos" y quedarse con el gobierno municipal: "La sombra del tripartito sigue existiendo", ha alertado Mas, que le ha prometido a Trias su "ayuda" para "liderar" la ciudad.

En tono irónico, ha comentado que si los socialistas pasan a la oposición "se tomarán una pastilla que les hará perder la memoria" y olvidar todos los fiascos de sus anteriores mandatos.

Por su parte, Josep Antoni Duran Lleida ha insistido en remarcar que "Barcelona necesita un cambio", porque el proyecto socialista se encuentra "agotado, caducado", y ha reclamado el máximo apoyo a CiU para que Trias pueda formar "un gobierno fuerte, que no dependa del PSOE como el alcalde" de Barcelona, Jordi Hereu.

Tras augurar que "todos irán contra CiU y contra Trias" de aquí a las elecciones del 22 de mayo, Duran ha acusado a los socialistas de preparar una campaña "sin ningún tipo de vergüenza" para denunciar los recortes presupuestarios del Govern de Artur Mas.