Jueves, 5 de Mayo de 2011

Blanco pide el voto frente al PP del "Gürtel" y del "despilfarro de Gallardón"

EFE ·05/05/2011 - 22:35h

EFE - El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, durante una rueda de prensa hoy en Madrid en la que se ha mostrado convencido de que los socialistas están situados "en una buena pista de despegue" para ganar las elecciones del 22 de mayo, porque a medida que se acerca la fecha cada vez hay menos indecisos y más electores determinados a votar a socialistas.

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha abierto esta noche la campaña electoral pidiendo el voto para los socialistas frente al PP del "Gürtel" y del "despilfarro de Gallardón", que promueven el machismo, el racismo y la homofobia -ha sostenido- y quieren que España vuelva a la burbuja inmobiliaria.

Blanco ha dado el pistoletazo de salida a la campaña electoral del PSOE en la plaza del Callao de Madrid, donde ha arropado al candidato socialista a la Comunidad, Tomás Gómez, y al aspirante a la Alcaldía madrileña, Jaime Lissavetzky.

También ha querido dejar claro que a los socialistas siguen sin rozarles "los insultos" de Mariano Rajoy. "Las mentiras del Partido Popular -ha agregado- nos siguen resbalando, y todo el rencor de la derecha nos sigue motivando para disfrutar más y más en nuestra tarea".

En estos primeros minutos de la campaña Blanco ha espoleado a sus compañeros de partido y les ha hecho un llamamiento para redoblar los esfuerzos y a conseguir sumar "un voto más" hasta la cita con las urnas. "Cada voto es el voto decisivo", ha esgrimido, antes de apuntar el reto: "Cada día, cada hora y cada minuto llevan la marca de esa misión: sumar un voto más".

"No es lo mismo el progreso de Extremadura o de Castilla-La Mancha que los gobiernos del Gürtel o el despilfarro de Gallardón", ha considerado el "número dos" del PSOE, en cuya opinión en estas elecciones se deciden el futuro de las libertades y las políticas de igualdad en todas las calles del país.

Y es que, según su análisis, cada ciudadano "decidirá si merecen gobernar quienes promueven el machismo, el racismo y la homofobia" o "quienes luchan contra todas las formas de discriminación".

Del mismo modo, el 22 de mayo se define "si quienes dieron la espalda a España cuando más lo necesitaba merecen estar al frente de las instituciones" y si se desea volver a la burbuja inmobiliaria y al día anterior a la crisis económica o si se avanza hacia la economía sostenible.

Su mensaje es que mientras el PSOE lucha por crear empleo, el PP lucha "por aprovecharse del paro", porque quieren que la recuperación económica "tarde lo más posible".

"Nosotros tenemos confianza en España y buscamos el acuerdo, pero ellos siembran el malestar", ha apostillado, para subrayar a continuación que el PSOE no tiene miedo de las urnas.

Más aún, según ha explicado, el PSOE es un partido que, en cada elección, tiene un respaldo mucho mayor "del que la derecha había calculado".

"En las mejores y en las peores circunstancias electorales, al PP siempre le sobraron los cuentos y nunca terminaron de salirle las cuentas", ha ironizado.

Blanco ha defendido las siglas socialistas y su historia, ha recordado que es la única fuerza política que ha gobernado en todas las comunidades y el que ha mandado en más ayuntamientos.

Una situación que se explica, ha dicho, por su "carácter ganador", que se cimenta en el apoyo de quienes "no tienen de todo" pero saben que los socialistas impulsan el bienestar cuando las cosas van bien y defienden las políticas sociales cuando hay que enfrentarse a las dificultades.

"No tenemos el apoyo de los que tienen más recursos, no tenemos el apoyo de los poderosos; somos una fuerza ganadora por lo que somos, por lo que representamos", ha atestiguado.

Convencido de que la derecha celebra las encuestas y de que los socialistas celebrarán los resultados, ha asegurado que "los que más tienen son los más se quejan" y quienes "promovieron la codicia que desató la crisis son los que más barreras ponen a las reformas" que impulsa el Gobierno para adelantar la recuperación.

Frente a la candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que ve la sanidad y la educación como "negocios privados", Blanco ha apostado por Tomás Gómez, de quien ha elogiado su gran motivación.

Orgulloso del futuro que propone Gómez, según ha confesado, el vicesecretario general del PSOE le ha dicho: "No sabes cuántas ganas tengo de verte ganar".

En clave municipal, ha señalado que cada ciudadano tiene que elegir "si le gustaría un poco más de contaminación, si le gustan los malos humos de Gallardón, o si prefiere llevar la política a todos los barrios como hará Jaime Lissavetzky".