Viernes, 6 de Mayo de 2011

En busca del 'follower' perdido

GUILLERMO RODRÍGUEZ ·06/05/2011 - 08:00h

Sin llegar a la furia de Obama en las últimas elecciones estadounidenses, los principales partidos políticos españoles se han puesto las pilas en internet. Aunque a su manera: la hiperactividad de hoy se mantendrá, y quién sabe si incluso se incrementará, hasta que el último votante deposite su papeleta el 22-M.

Luego las telarañas camparán con más pereza que entusiasmo por lo que antaño fue efervescencia cibernética. Como lo que se lleva ahora, y de qué forma, son las redes sociales, PSOE (www.psoe.es), PP (www.pp.es), IU (www.iu.es) y resto de grupos minoritarios echan el resto en busca de un follower más, un amigo (¿?) o una visita a su web.

La guerra en internet se libra en Facebook, Twitter, YouTube y Flickr. Con los blogs en agónica capa caída, los partidos exprimen la moda de los encuentros digitales, las televisiones en directo y los podcast. En todas las páginas web, el programa electoral queda aparcado en un discreto segundo plano.

Prima el supuesto contacto con los internautas sobre el conocimiento por parte de los votantes de las ideas que se defienden. Todo cambia respecto a pasados comicios para que, al modo lampedusiano, todo siga igual: los partidos andan muy divididos en el mundo real, pero en internet las iniciativas de unos y otros son puro calco.

Ninguno se atreve a innovar, ninguno arriesga, todos ofrecen lo mismo. Al menos en las pasadas elecciones generales surgió inesperadamente, desde las entrañas de internet, SuperGaspi. Le echamos tanto de menos