Jueves, 5 de Mayo de 2011

Las encuestas agitan el comienzo de la campaña

Aguirre abre el debate sobre la educación. Alarte ondea la bandera de los trasvases. Areces denuncia la unidad ideológica de la derecha asturiana

ROCÍO AGUILAR ·05/05/2011 - 22:54h

L as propuestas en materia de educación de Esperanza Aguirre, el trasvase del Tajo-Segura en el País Valencià, la posible victoria de CiU en la alcaldía de Barcelona y la ventaja del PP en Castilla-La Mancha y Extremadura que vaticinan las encuestas dominaron ayer las horas previas a la campaña electoral.

La disputa en Madrid comenzó con el debate educativo y el rechazo de la oposición socialista a la iniciativa de la presidenta Aguirre de crear una zona única educativa en la capital, a la que califican de discriminatoria y segregadora. En Catalunya está en juego el tradicional feudo socialista de Barcelona, donde los resultados de las encuestas anuncian que, pese a los recortes sociales promovidos por el Govern, CiU tiene muchas posibilidades de arrebatarle a los socialistas la alcaldía. En esta línea, las encuestas electorales centraron los discursos políticos en la mayoría de las autonomías. Especialmente en Castilla-La Mancha, donde el PSOE del presidente José María Barreda defiende que convalidará su triunfo en las urnas con la movilización de los indecisos y que las previsiones adversas no se cumplirán. La batalla política no ha hecho más que comenzar.

Castilla- La Mancha

Pendientes  de un escaño

Pese a que el resultado de la encuesta del CIS avanza un posible cambio de Gobierno en Castilla-La Mancha, el PSOE apuesta por movilizar a los votantes indecisos durante la campaña para que los socialistas puedan seguir gobernando esta comunidad. En apoyo del actual presidente, José María Barreda, alzó la voz el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page. El edil socialista reconoce que la campaña va a ser "reñida", pero se mostró convencido de que Barreda revalidará su cargo. Su argumento para sostener su victoria es la mejor evaluación que de él hacen los encuestados: "Hay una diferencia de tal calibre entre la valoración que los ciudadanos tienen del presidente de Castilla-La Mancha y de su gestión con la alternativa que sin duda ninguna eso se va a reflejar en las urnas".

País Valenciá

El debate político frente los sondeos

La pugna por el agua es uno de los temas estrella que protagonizarán el debate de la campaña valenciana. El candidato socialista, Jorge Alarte, centró ayer su intervención, celebrada en Elche, en el rechazo a "cualquier intento" de limitar el trasvase Tajo-Segura porque, en su opinión, "acabará en fracaso".

Alarte explicó en una reunión las principales líneas en materia de agua de su programa electoral y criticó la falta de compromiso en la defensa del trasvase del actual presidente de la Generalitat, Francisco Camps, por no asistir a la manifestación convocada por los regantes en Elche el pasado año para reivindicar el trasvase. En la bancada conservadora, Camps basó su discurso en las encuestas favorables a su formación. Aprovechó su comparecencia en Sueca para mostrar su confianza en que los populares ganarán "en toda España" y calificó las elecciones autonómicas de "primarias de verdad", en las que la victoria del PP es "una necesidad".

Euskadi

La situación de Bildu acapara la campaña

 El inicio de la campaña electoral en el País Vasco y Navarra estuvo marcada por la resolución del Tribunal Constitucional sobre Bildu, pero, más allá de la situación de esta coalición, el resto formaciones tratará a partir de hoy de que sus propios programas y mensajes calen en el electorado.

En el País Vasco, el PNV aspira a conservar el poder en las diputaciones de Vizcaya, Guipúzcoa y Álava. A priori, los dos primeros territorios son donde más posibilidades tiene, pero Álava se antoja más complicado. Además de que el peso del nacionalismo vasco es menor, el PP tiene en mente la recuperación de la Diputación de Álava desde hace dos años, cuando firmó el pacto de apoyo al Gobierno de Patxi López. El PSE, por su parte, aspira a extender su modelo de gobierno a otras instituciones y, para ello, no descarta acuerdos con nadie, ni tampoco para mantener las alcaldías de Odon Elorza y Patxi Lazkoz en San Sebastián y Vitoria, respectivamente, informa Guillermo Malaina.

En Navarra, la coalición Nafarroa Bai 2011, formada por Aralar y el PNV, aspira a superar a los socialistas navarros y contar con su "acompañamiento" en la constitución de un gobierno de cambio que desbanque a la derecha de UPN.

Andalucía

El PSOE apuesta por un enfoque localista

Por primera vez en democracia, el PSOE, con las encuestas en contra y asediado por la corrupción, se expone a no ser el partido que recoja más papeletas en las urnas andaluzas. El partido que dirige Javier Arenas aspira a remontar sus 8,56 puntos de desventaja en 2007. Esa sería una gran victoria a un año del premio gordo: las autonómicas de 2012, que auguran al PP una victoria en el límite de la mayoría absoluta y en las que Arenas hará su cuarto intento de ser presidente.

El otro triunfo que busca el PP el 22-M es colocar alcaldes en las ocho capitales de provincia. Ya gobierna en todas menos en tres, Sevilla, Córdoba y Jaén, donde también gana pero se queda sin alcaldía por pactos entre el PSOE e IU.

La victoria del PP con mayoría absoluta se da por segura en Cádiz, Almería y Granada. Las aspiraciones del PSOE están en mantener sus gobiernos de coalición en Sevilla y Jaén, y en que la presidenta de la Diputación de Huelva, Petronila Guerrero, su apuesta electoral más sólida desde la oposición, deshaga la hegemonía del PP en la capital onubense. En definitiva, el PP plantea abiertamente la campaña como un plebiscito sobre Zapatero y Griñán, mientras que el PSOE trata de ceñirla al ámbito local.

En cuanto a Izquierda Unida, su desafío es mantener con Andrés Ocaña la alcaldía de Córdoba, su única capital de provincia en España, tras la traumática salida de Rosa Aguilar. La cuarta fuerza política en liza es un mermado Partido Andalucista (PA), castigado por su brusca salida del Parlamento en las autonómicas de 2008, que tratará de mantenerse a flote, informa Ángel Munárriz.

Madrid

El debate educativo arranca la campaña

Las reacciones a la promesa electoral de Esperanza Aguirre de que los padres podrán elegir el colegio que quieran para sus hijos independientemente de que esté cerca de su domicilio protagonizaron el arranque de la campaña madrileña.

A favor se manifestó el alcalde, Ruiz-Gallardón, que aplaudió la idea de Aguirre de dar libertad de elección de los padres. El mayor rechazo a la medida lo manifestó la oposición. El candidato socialista a la alcaldía, Jaime Lissavetzky, calificó la medida de "ocurrencia" "segregadora". Además, el que fuera consejero de Educación con el Gobierno de Joaquín Leguina considera que la iniciativa es contraproducente porque aleja a los menores de su entorno más inmediato, el barrio o el distrito.

En esta línea, la número dos de la lista socialista a la Asamblea de Madrid, Amparo Valcárcel, apostó por aumentar la inversión en Educación, "para que nadie se vaya de su barrio para tener un buen colegio". Para la agrupación socialista, los menores que pertenecen a colectivos más vulnerables serán los más perjudicados.

El PSOE apuesta por los indecisos para revalidar la victoria de Barreda

En este sentido, Valcárcel calificó la medida de "discriminatoria" porque "los alumnos con problemas escolares, las familias desfavorecidas, serán fácilmente rechazadas por los centros que no les quieran en sus aulas, porque ellos tendrán la última palabra", por lo que la iniciativa "no da más derechos a los padres" sino que "se los quita".

Sin abandonar el debate educativo, el candidato de Izquierda Unida a la Presidencia, Gregorio Gordo, apostó por incrementar un 3% el presupuesto para investigación en la universidad pública. Gordo criticó la gestión de Aguirre por fomentar la universidad privada, lo que ha situado a Madrid "por debajo de la media del resto de comunidades autónomas, muy alejada de las universidades europeas e incluso de América Latina".

Tampoco faltó una crítica a la gestión de Aguirre por querer convertir Madrid "en un gigantesco campo de golf" en el que pueda practicar "su afición favorita"

Catalunya

Un órdago por la alcaldía de Barcelona

Las municipales catalanas arrancan con todas las miradas puestas en Barcelona. El histórico feudo socialista se encuentra, según todos los pronósticos, a un paso de cambiar de manos: después de 32 años, el PSC podría verse expulsado de un consistorio a partir del cual ha tejido su poder. El veterano dirigente de CiU Xavier Trias podría ser el primer alcalde no socialista de la ciudad desde el restablecimiento de la democracia, informa Albert Martín. Los arquitectos de la campaña convergente optaron ayer por insuflar optimismo a una candidatura que toca con los dedos lo que durante lustros pareció una utopía. Y ese optimismo llegó en forma de encuesta. Un sondeo encargado por la federación nacionalista otorga entre 16 y 17 concejales a Trias, por 11 o 12 a su principal rival, Jordi Hereu. Un segundo estudio del CIS ratifica esa diferencia de cuatro ediles.

La falta del agua es uno de los temas estrella del debate valenciano

El equipo del alcalde Hereu no se dejó llevar por las encuestas. Los socialistas de Barcelona confían en que los recortes que está impulsando el Govern animen a los votantes de izquierda y den la vuelta a los sondeos. Para el PSC, aunque las encuestas confirman que Trias continúa siendo el favorito, evidencian que la distancia se está recortando. Durante esta campaña, el alcalde insistirá en relacionar a CiU con los recortes sociales, que han provocado el rechazo de muchos catalanes.

Galicia

El despilfarro como argumento

En Vigo, la campaña se vislumbra dura. Conservadores y socialistas llevan días lanzándose descalificaciones. Después de que el PSOE abriera al público el despacho de la exalcaldesa del PP para "dar a conocer a la ciudadanía el despilfarro" en muebles llevado a cabo por los populares, estos han contraatacado editando un documento titulado Las más de cien mentiras de Caballero [alcalde y candidato socialista] durante el mandato, informa Mariola Moreno.

Desde las filas nacionalistas, el BNG presentó ayer una denuncia ante la Junta Electoral por un anuncio de los conservadores de Santiago, publicado en un periódico de la ciudad, en la que se podía leer: "Vota PP". Precisamente es la Junta Electoral la que ha declarado "ineligible" al candidato del Bloque en Arzúa (A Coruña), Xaquín García, a petición de los conservadores. García está inhabilitado seis meses por la demora en la ejecución de la demolición de una obra construida ilegalmente bajo mandato del PP en la localidad.

Asturias

Cascos divide al electorado del PP

La participación del exministro Álvarez-Cascos en las elecciones a la cabeza de la formación Foro Asturias protagonizó ayer las declaraciones políticas en el Principado. El actual presidente asturiano, Vicente Álvarez Areces, afirmó que la candidatura de Cascos crea "una ruptura importante en la derecha asturiana" al dividir al partido en dos formaciones políticas, el PP y el Foro Asturias, "sin aparentemente ninguna quiebra ideológica". Además, apeló a los ciudadanos para que no haya un voto de castigo al candidato socialista, Javier Fernández, por la gestión del Gobierno. La mala gestión económica fue la principal crítica de los populares asturianos. La candidata de PP por Asturias, Isabel Pérez-Espinosa suscribió el discurso de Dolores de Cospedal en el que mantenía que, cuando el PP llegue al Gobierno, se topará con "cuentas parecidas" a las que se ha encontrado el Govern catalán de Artur Mas. Además, criticó que el Ejecutivo no les permita "conocer en profundidad cuál es la situación real" de la economía del Principado.

Noticias Relacionadas