Viernes, 6 de Mayo de 2011

El azote de los pelotazos urbanísticos

Manuel Fuentes (Ciempozuelos, 1956) lleva ocho años al frente del consistorio toledano de Seseña

CAROLINA MARTÍN ·06/05/2011 - 00:00h

Manuel Fuentes.

Manuel Fuentes (Ciempozuelos, 1956) lleva ocho años al frente del consistorio toledano de Seseña. Desde que en 2006 denunció ante la Fiscalía Anticorrupción un supuesto pelotazo urbanístico, ocurrido cuatro años antes, de varios concejales del PSOE y el PP a favor del empresario Francisco Hernando, el Pocero, se ha convertido en emblema de la honradez en la política local.

El regidor de IU ha chocado sobre todo con el Pocero, que se ha querellado en una docena de ocasiones contra él, aunque 11 de sus denuncias ya han sido archivadas. Pero Fuentes también se ha topado con otros empresarios por la paralización de varios planes de actuación urbanística (PAU) que no eran de "interés general" para los vecinos. "El desarrollo de nuestro municipio no pasa por lo que digan los promotores urbanísticos, sino los ciudadanos", subraya Fuentes, que aboga por una clase política que trabaje por el bien general y que no sucumba ante el poder económico.

"Una cosa es que te regalen una agenda por Navidad y otra que intenten sobornarte", dice el regidor

Él asegura no haber caído, y eso que "aquí hay tentaciones", señala. Durante la primera legislatura, explica el alcalde, fue tentado con un par de pisos de lujo a cambio de acelerar algunos trámites urbanísticos. En otras ocasiones, el incentivo venía en forma de "dime lo que quieres". Con estos asuntos ha sido "intransigente". "Una cosa es que te regalen una agenda por Navidad y otra que intenten sobornarte", arguye Fuentes.

Estas situaciones ya no se producen porque se ha corrido la voz de cómo responde el alcalde. Esta actitud que parece excepcional, es normal para Fuentes: "En lo de no dejarnos convencer por el poder económico, los alcaldes de IU estamos cortados por el mismo patrón". Y ve otra diferencia. "No está claro que otros se enfrenten con tanto descaro con la gente que no actúa honestamente", dice.

Hemos salido del tajo

Con poco más de 19.000 ciudadanos empadronados en la localidad (el doble que hace cuatro años), Fuentes espera poder seguir trabajando para que el interés de los vecinos prevalezca sobre "los intereses fácticos y económicos" tras el 22-M. En 2007, el 41,47% de los electores (2.109 votantes) le dio su confianza. Ahora sabe que el contexto es complicado por el paro y la crisis, pero confía en "el buen criterio de los vecinos".

Sea al frente del consistorio o en la oposición, Fuentes advierte de que seguirá luchando para que "la política del Ayuntamiento sea honrada y en beneficio de todos, no de unos pocos". ¿Y cuando toque retirarse? Recuerda que ha "salido del tajo", por lo que se ve regresando al taller familiar en el que trabajó desde los 18 años. A quien le resulte poco creíble, Fuentes responde con que la política no es su vida. "Tengo estabilidad laboral y familiar", concluye.