Viernes, 6 de Mayo de 2011

Blanco: "El PP no es consciente de que las farolas no votan"

Los socialistas arrancan su campaña acusando a la derecha de actuar con "ventajismo"

GONZALO LÓPEZ ALBA ·06/05/2011 - 00:00h

Realzando los perfiles de la peor cara del PP. Así arrancó ayer el PSOE su campaña, en el esfuerzo final para sacar de la apatía o del enfado a sus votantes habituales. "Algún partido quiso jugar al ventajismo. María Dolores de Cospedal no es consciente de que en Castilla-La Mancha no votan las farolas, votan los ciudadanos", dijo José Blanco como aperitivo de la rueda de prensa con la que abrió la campaña oficial de su partido, horas antes de intervenir, a medianoche, en un mitin en el centro de Madrid, junto con Tomás Gómez y Jaime Lissavetzky.

Se refería el vicesecretario general del PSOE y coordinador de su campaña a la "flagrante violación" de la Ley Electoral en la que incurrió el PP al haber colgado antes de tiempo en varios lugares, entre ellos Castilla-La Mancha, banderolas en las que se pide expresamente el voto para sus candidatos.

El PSOE apela a que el PP "no es lo mismo" para activar a sus votantes

María Dolores de Cospedal no sólo es la secretaria general del PP, sino también una de las mayores amenazas electorales para el PSOE ante los comicios del día 22. Ella encabeza la candidatura con la que, según la encuesta preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) divulgada ayer, el PP podría poner fin a la hegemonía socialista en Castilla-La Mancha, que se remonta a 1983. Blanco negó validez al pronóstico, como también al que pone en el alambre el bastión de Extremadura, igualmente gobernada por los socialistas desde comienzos de la década de los ochenta.

El regate de Zapatero

La confianza socialista en que no se cumpla aquel vaticinio demoscópico radica, entre otras razones, en que la mayor parte de su trabajo de campo se realizó en marzo, antes de que José Luis Rodríguez Zapatero hiciera pública su decisión de retirarse en 2012. El líder del PSOE se regocija en estos días en el convencimiento de que se la ha vuelto a jugar a Mariano Rajoy con este regate. Así lo transmitió ayer su número dos: "El único mensaje del PP era que la culpa de todo era de Zapatero y por culpa de Zapatero se ha quedado sin mensaje electoral". Dicho con otras palabras: "La estrategia del PP era convertir estas elecciones en un referéndum sobre Zapatero y se les ha venido abajo desde el momento en que anunció que no será candidato en 2012".

Blanco apuntala a Gómez en Madrid tras su choque por la candidatura

Así, según Blanco, lo único que le queda al líder de la oposición es encomendar su suerte al éxito de sus subalternos. "Rajoy quiere que sus candidatos ganen para él lo que él nunca ha sabido ganar por sí mismo", afirmó el coordinador de la campaña socialista. Además, intentó poner el foco en otro contraste. Si el PSOE hace pivotar su campaña sobre la idea de que lo que se decide el día 22 es el futuro de pueblos, ciudades y comunidades autónomas, Blanco afirmó que el líder de la oposición "pasa de los pueblos, las ciudades y las comunidades autónomas porque lo único que interesa a Rajoy es Rajoy".

Ante los malos augurios demoscópicos, Blanco recurrió a la fórmula de ver la botella medio llena "las expectativas nos las han puesto tan bajas que cualquier resultado ya a va ser bueno" y a alguna que otra cataplasma "no habrá un resultado electoral, sino muchos, tantos como gobiernos se eligen". De puertas adentro se reconoce que lo mismo puede consumarse la debacle pronosticada por el CIS que reproducirse prácticamente sin cambios el mapa de 2007. En definitiva, que el partido está totalmente abierto.

Para ganarlo, los estrategas del PSOE consideran que la primera premisa es vencer el pesimismo interno. Y la segunda, consolidar la tendencia al abandono de la actitud abstencionista en la que se ha instalado una parte importante de sus votantes habituales.

Izquierda o derecha

Los antídotos no son nuevos. De nuevo, como puso ayer de manifiesto el discurso de Blanco en el primer mitin de campaña del PSOE, se fundamenta en la idea de que "no es lo mismo" la izquierda que la derecha.

"Hemos comprobado que los que promovieron la codicia que desató la crisis son los que más barreras ponen a las reformas que impulsamos para traer la recuperación. Nadie como el PSOE impulsa el bienestar cuando las cosas van bien y defiende las políticas sociales cuando hay dificultades", subrayó.

Ni siquiera en la gestión de la economía ganaría el PP, a pesar de que esa es la imagen dominante desde que estalló la crisis. "El PP no gobierna en ninguna de las comunidades autónomas donde se ha creado empleo en el último año", señaló Blanco. En tres Euskadi, Extremadura y Castilla-La Mancha gobiernan los socialistas. Las otras dos son Catalunya, gobernada por CiU, y Navarra, por UPN.

"Nosotros luchamos por crear empleo y ellos por aprovecharse del paro", resumió el coordinador general de la campaña del PSOE, que presenta la unidad interna también como un aval. No por casualidad Blanco arrancó la campaña en Madrid, al lado de Tomás Gómez, después de haber hecho cuanto pudo por que no fuera el candidato autonómico en Madrid. Hoy entrará en liza Zapatero, desde León, como es costumbre.