Jueves, 5 de Mayo de 2011

Albinos, asesinados o violados en Tanzania como "cura" del sida

Reuters ·05/05/2011 - 15:25h

Por Fumbuka Ng'wanakilala

Cientos de albinos habrían sido asesinados con fines de magia negra en Tanzania y muchas chicas albinas están siendo violadas por la falsa creencia de que ofrecen una cura para el sida, denunció el jueves un grupo de defensa de los derechos humanos de Canadá.

Se sabe que al menos 63 albinos, incluidos niños, fueron asesinados, en su mayoría en el remoto noroeste del país.

"Creemos que hay cientos y cientos de asesinatos en Tanzania, pero sólo una pequeña cantidad está siendo informada a la policía", dijo a Reuters Peter Ash, fundados y director de Under The Same Sun (UTSS).

"Hay una creencia de que si uno tiene relaciones con una niña con albinismo, se le curará el sida. Por lo que hay muchas niñas con albinismo que están siendo violadas en este país debido a esa creencia, que es falsa", añadió Ash.

Alrededor de 1,4 millones de tanzanos -de una población de 40,7 millones- porta VIH, el virus del sida.

Los cazadores de albinos matan a sus víctimas y recolectan su sangre, cabello, genitales y otras partes del cuerpo para la confección de pócimas que los chamanes dicen que traen suerte en el amor, la vida y los negocios.

"(Se cree que) una persona con albinismo es una maldición. Que son del diablo, que no son humanos, que no mueren, que simplemente desaparecen", dijo Ash.

Ernest Kimaya, jefe de la Sociedad Albina de Tanzania y portador del trastorno de pigmentación, indicó que el estigma social impide que muchas niñas reporten una violación, lo que complica el cálculo de cuántas albinas han sido abusadas sexualmente.

"Estas cosas suceden en las sombras. Incluso los asesinatos de albinos comenzaron silenciosamente, antes de que finalmente se expusieran las atrocidades en público", dijo Kimaya a Reuters.

La semana pasada, un grupo de activistas informó tres asesinatos de jóvenes albinos de la misma familia en el norte de Tanzania. Las víctimas fueron envenenadas y luego sus huesos fueron robados de sus tumbas.

El Gobierno tanzano dice que está decidido a terminar con los asesinatos macabros, pero ha sido muy criticado por su inacción.