Jueves, 5 de Mayo de 2011

Llega a Lampedusa una embarcación con 216 inmigrantes procedentes de Libia

EFE ·05/05/2011 - 16:49h

EFE - Inmigrantes procedentes de Libia a bordo de un bote llegan a la isla italiana de Lampedusa, el pasado 19 de abril. EFE/Archivo

Una embarcación con 216 inmigrantes de origen subsahariano a bordo procedente de Libia llegó hoy a las costas de la isla italiana de Lampedusa, tras varios días sin que se registraran desembarcos en la zona.

La barcaza alcanzó la isla tras ser socorrida por efectivos de la Guardia de Finanzas (policía fiscal), informaron los medios de comunicación italianos, que precisaron que entre los indocumentados que viajaban en la embarcación hay seis mujeres y un niño.

Una vez llegados a Lampedusa los indocumentados fueron trasladados al centro de acogida de la isla.

Las autoridades italianas interceptaron además a otra barcaza frente a las costas de Lampedusa con cerca de 40 personas a bordo que, según las primeros datos de los que se dispone, partió de Túnez y alcanzará las costas de la isla en las próximas horas.

Los últimos desembarcos de los que se tenía constancia en Lampedusa se produjeron el pasado 1 de mayo, cuando dos embarcaciones procedentes del norte de África llegaron a sus costas.

El rescate de una de ellas, levantó la polémica entre Italia y Malta puesto que tuvo que ser remolcada por tres lanchas de la Guardia Costera italiana, pese a que había lanzado una señal de socorro desde aguas de jurisdicción maltesa.

Esto motivó que el Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia divulgara un comunicado en el que informaba de que su titular, Franco Frattini, había dado instrucciones al embajador italiano en Malta para que protestara por lo sucedido ante las autoridades maltesas.

En lo que va de año han llegado a las costas italianas más de 23.000 personas procedentes de Túnez y otras 4.000 procedentes de Libia, a raíz de la convulsa situación que atraviesa la región.

Una vez llegados a Italia, las autoridades del país transalpino proceden a identificar a los inmigrantes para determinar si se trata de refugiados con derecho a pedir asilo político, como sucede con la mayoría de las personas procedentes de Libia y que escapan del conflicto que atraviesa el país, o de inmigrantes económicos, como en el caso de la mayoría de tunecinos.

En función de un acuerdo firmado entre el Gobierno de Italia y las autoridades de Túnez, los tunecinos llegados a las costas italianas desde el pasado 5 de abril serán repatriados.