Jueves, 5 de Mayo de 2011

Panel ONU sobre cólera en Haití evitar culpar a fuerzas de paz

Reuters ·05/05/2011 - 14:12h

Los expertos asignados por Naciones Unidas para investigar la causa de una epidemia de cólera en Haití apuntaron el miércoles a contaminación fecal en un campamento de las fuerzas de paz de la ONU ubicado junto a un río como el posible origen, pero un portavoz de la ONU dijo que el informe no es concluyente.

Los cuatro miembros del panel designados en enero por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, cuidadosamente evitaron aportar cualquier culpa directa o responsabilidad a las fuerzas de paz, citando "una conjunción de circunstancias" detrás de la epidemia.

Los cuatro expertos de América Latina, Estados Unidos y la India recibieron la solicitud de investigar la fuente del brote de cólera en Haití, que ha dejado a más de 4.800 personas muertas desde octubre, aunque la tasa de fallecimientos ha disminuido considerablemente.

El panel fue creado luego de acusaciones de haitianos relativas a que soldados de Nepal que servían en la misión de paz de la ONU en Haití, o MINUSTAH, eran la fuente de la infección, a través de la filtración de las letrinas en su campamento en Mirebalais, en el centro de Haití.

En Haití se extendió la idea de que la enfermedad fue llevada por los soldados de Nepal, donde el cólera es endémico, lo que provocó protestas contra la ONU el año pasado en el empobrecido país caribeño.

Un científico francés contratado por el Gobierno haitiano también respaldó esa teoría en un estudio que realizó sobre la emergencia por el brote de cólera que comenzó hace 10 meses después del devastador terremoto de enero del 2010 en Haití que dejó más de 300.000 personas muertas.

En su reporte publicado el miércoles, el panel designado por la ONU dijo que el brote fue provocado por una "bacteria ingresada a Haití como resultado de la actividad humana, más específicamente por la contaminación del Sistema Tributario Meye del Río Artibonite con la cepa patógena del actual tipo vibrio cholerae del sur de Asia".

Al declarar que esta cepa de cólera fue ingresada "como resultado de la contaminación ambiental con heces fecales", el reporte culpó a las condiciones de salubridad en el campamento Mirebalais de MINUSTAH, diciendo que "no fueron suficientes para evitar la contaminación fecal del Sistema Tributario Meye del Río Artibonite".

"PROPAGAGION EXPLOSIVA"

Al explicar la "propagación explosiva" junto al río Artibonite y en todo Haití, el reporte dijo que "las deficiencias simultáneas de agua, sistema de salud y servicios sanitarios" contribuyeron a la diseminación. Destacó que los haitianos usan el agua del río para lavar, bañarse, beber y jugar.

A pesar de que aparentemente culpa al campamento de la fuerza de paz de la ONU, el panel no culpó directamente a la organización internacional por el inicio de la epidemia.

"El Panel Independiente concluye que el brote de cólera en Haití fue provocado por la conjunción de circunstancias como se describió antes, y no fue error de, o una acción deliberada de, un grupo o individuo", dijo.

Repitiendo una postura de la ONU frente al brote de cólera en Haití, una portavoz del organismo internacional en Nueva York dijo que el reporte "no presenta ninguna evidencia científica definitiva que relacione el brote con las fuerzas de paz de MINUSTAH o el campamento Mirebalais".

"Cualquiera que hubiese portado la cepa relevante de la enfermedad en la zona pudo haber ingresado la bacteria al río", dijo Michel Bonnardeaux, un portavoz del departamento de fuerzas de paz de la ONU, a Reuters.

Si bien no adjudica culpas, el panel de expertos recomendó que la fuerzas de paz de la ONU y personal que viaje desde zonas donde el cólera sea endémico que sean examinados en búsqueda de la enfermedad y que se les administren antibióticos antes de que salgan de su país para asumir una misión.

También recomendó que para evitar la contaminación del ambiente local, las instalaciones de la ONU en todo el mundo deberían tratar efectivamente sus desechos fecales usando sistemas en terreno.

No hubo una reacción inmediata al reporte del panel de la ONU de parte del Gobierno de Haití, donde el presidente electo Michel Martelly, un ex cantante, asumirá el mando el 14 de mayo.

El panel fue dirigido por Alejandro Cravioto, un mexicano que trabaja en el Centro Internacional para la Investigación de Enfermedades Diarreicas en Bangladesh.