Jueves, 5 de Mayo de 2011

Los hombres son los primeros en decir "te quiero"

Un estudio asegura que la mayoría de hombres expone sus sentimientos para conseguir sexo

P.O.S. ·05/05/2011 - 15:05h

El príncipe Guillermo de Reino Unido y Kate Middleton han contraído matrimonio.

"Te quiero". Dos breves palabras con un enorme poder, pero que no siempre son fáciles de pronunciar. Una expresión que cambia las vidas y une a las parejas. Pero, ¿quién da el primer paso?

Curiosamente, según publica el Chicago Sun-Times, un nuevo estudio concluye que cuando se trata de confesiones de amor los hombres a menudo son los primeros en declarar sus sentimientos. Contrariamente a la creencia popular, las mujeres tardan más que los hombres en confesar su amor, a pesar de la idea generalizada de que son más sensibles a las emociones en las relaciones de pareja. Según el estudio, que aparece en la edición de junio del Journal of Personality and Social Psychology, en dos terceras partes de las parejas heterosexuales encuestadas el miembro masculino fue el primero en decir "te quiero".

Sin embargo, aunque los hombres dicen "te quiero" en primer lugar, los investigadores advierten de que sus motivaciones para compartir sus sentimientos son diferentes a las motivaciones de la mujer. El estudio concluye que los hombres dicen "te quiero" en una relación unas seis semanas antes que sus parejas, pero también son más propensos a decirlo si aún no han mantenido relaciones sexuales con la pareja. Sin embargo, las mujeres son más dadas a confesar su amor a la pareja una vez que ya han mantenido relaciones sexuales.

¿Cómo se explica esta disparidad de género?

Podría tratarse de diferentes señales biológicas. Mientras los hombres están 'programados' para difundir sus semillas a lo largo y ancho, las mujeres están 'programados' para seleccionar una pareja adecuada.

Para los primeros seres humanos lograr sobrevivir a un embarazo y cuidar a un niño pequeño en la naturaleza salvaje no eran tareas fáciles. Una mujer con un bebé recién nacido necesita un compañero que le proporcione seguridad y proteja a la criatura. Así, en lugar de tener diferentes parejas, elige sólo los individuos más aptos. Los hombres, en cambio, no tiene por qué preocuparse sobre los peligros del embarazo, por lo que el sexo causal no ofrece ningún riesgo.

Miles de años después, estas señales todavía podrían dictar nuestros comportamientos sociales. Algunos hombres llegan a la conclusión de que si confiesa su amor a una mujer tienen más probabilidades de tener relaciones sexuales con ella, por lo que dicen "te quiero" para "cerrar el trato". Mientras tanto, las mujeres ven el sexo como un gesto de mayor compromiso, que implica además fidelidad y monogamia, y es por eso que anhelan decir esas palabras después del acto.

Sexo a cambio de intimidad

En otras palabras y según el estudio, el hombre expone su intimidad porque quiere sexo y ella ofrece sexo porque quiere intimidad. Lamentablemente, estas expectativas y necesidades diferentes pueden enturbiar las aguas entre la pareja. En las primeras citas se puede complicar la relación porque las mujeres pueden usar el sexo como una forma de establecer el compromiso, mientras su pareja podría estar buscando solo unos días de diversión. El hecho de que el sexo se produzca no significa que el compromiso se cierre, por lo que es crucial hablar antes de llegar a la cama.

Estas diferencias pueden complicar además las relaciones a largo plazo. A menudo, los hombres necesitan relaciones sexuales para sentir intimidad con su pareja, mientras que las mujeres requieren justo lo contrario. Cuando el sexo no existe, él deja de mostrar afecto, lo que hace que a su vez ella quiera tener aún menos relaciones sexuales. Es un círculo vicioso y un buen ejemplo de por qué es tan importante para las parejas comunicar sus necesidades.