Jueves, 5 de Mayo de 2011

IU e ICV piden que se identifiquen los restos enterrados aunque se tarde años

EFE ·05/05/2011 - 08:11h

EFE - Fotografía facilitada por el Ministerio de Justicia del mapa de las fosas comunes de la Guerra Civil que puede verse en la web de la memoria histórica (www.memoriahistorica.gob.es) puesta en marcha por el Gobierno y que está abierta a partir de hoy jueves.

Los diputados de IU Gaspar Llamazares y de ICV Núria Buenaventura han rechazado hoy la pretensión del Gobierno de poner "punto y final" a la posibilidad de exhumar a las víctimas del franquismo enterradas en el Valle de los Caídos y han pedido que se identifiquen todos los cuerpos "aunque se tarde años".

Llamazares y Buenaventura han ofrecido una rueda de prensa en el Congreso después de que ayer el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunciara que, según el exhaustivo estudio forense realizado, será "prácticamente imposible" identificar los restos de las personas enterradas en el Valle de los Caídos, donde hay 33.846.

Los parlamentarios de izquierdas también han rechazado la propuesta de Rubalcaba de estudiar cómo convertir la basílica en un lugar para la memoria y la reconciliación, objetivo imposible, a su juicio, mientras no se desacralice y continúen allí enterrados el dictador Francisco Franco y el fundador de Falange, José Antonio Primo de Rivera.

Buenaventura ha hecho hincapié en la necesidad de hacer "todos los esfuerzos" necesarios para identificar los cuerpos sepultados, convencida de que científicamente es posible y de que los familiares tienen derecho a enterrarlos "dignamente".

Según ha avanzado, presentarán una proposición de ley para reformar la ley de la memoria histórica y solventar los problemas que se han detectado en los cuatro años de aplicación, ya que es necesario que el Estado se implique de oficio en las exhumaciones.

Llamazares ha tachado de "frustrante" la comparecencia que ayer protagonizó Rubalcaba, quien, a su juicio, demostró que el Gobierno "está atrapado en la equidistancia" y "mira de reojo a los herederos del franquismo y a la presión de la derecha más extrema".

Para IU, no es posible conciliar el franquismo con la democracia y la única vía para que el Valle de los Caídos deje de ser un "monumento a la ignominia" es "desnazificarlo" y convertirlo en un "memorial sobre la represión".

"Mantener ahí tanto la cuestión religiosa como la presencia de los dos máximos representantes del franquismo es un pie forzado y hace inviable cualquier reforma", ha alertado.