Jueves, 5 de Mayo de 2011

El Foreign Office expulsa a otros dos diplomáticos libios

EFE ·05/05/2011 - 08:12h

EFE - Fotografía facilitada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de la ministra, Trinidad Jiménez, saludando al representante del Consejo Nacional de Transición (CNT) libio Ali Esaui, durante la reunión del llamado Grupo de Contacto para Libia, en Doha (Catar). EFE/Archivo

El ministro británico de Exteriores, William Hague, ordenó hoy la expulsión de otros dos diplomáticos libios de la embajada de Londres, cuatro días después de declarar "persona non grata" al embajador, Omar Jelban, tras el ataque que sufrió la representación diplomática británica en Trípoli.

Hague manifestó que el comportamiento de estos dos diplomáticos es "inaceptable" y declaró que ellos y sus familias tienen de plazo hasta el 11 de mayo para salir del Reino Unido.

"He ordenado la expulsión de dos diplomáticos sobre la base de que sus actividades eran contrarias a los intereses del Reino Unido", dijo Hague en una declaración difundida desde Roma, donde participa en una reunión para abordar la última hora en Libia.

El secretario del Foreign Office subrayó que tras las últimas expulsiones el Gobierno británico "mantiene el estatus de la embajada libia y de su personal bajo constante escrutinio".

"He considerado que el comportamiento de estos individuos se ha convertido en inaceptable y que por lo tanto deberían ser declarados 'persona non grata'", afirmó el ministro.

El Gobierno británico ya expulsó de Londres a finales de marzo a cinco representantes diplomáticos del país norteafricano por considerar que representaban una amenaza a la seguridad nacional.

El Reino Unido no tiene en la actualidad presencia diplomática en Trípoli, tras el cierre de la embajada a principios de años a causa del deterioro de la situación política en el país norteafricano.

El edificio de la representación diplomática británica en Trípoli fue atacado después de el Gobierno libio informara de que un ataque aéreo de la OTAN costó la vida a un hijo y a tres nietos del líder del país, el coronel Muamar al Gadafi.