Jueves, 5 de Mayo de 2011

El Consejo de Transición libio tendrá financiación propia

El Grupo de Contacto reunido en Roma aprueba la creación de un fondo económico que será administrado por Italia y Francia

DANIEL DEL PINO ·05/05/2011 - 11:41h

La segunda reunión del Grupo de Contacto sobre Libia decidió este jueves en Roma la puesta en funcionamiento de un fondo económico que sirva para financiar al Consejo Nacional de Transición libio (CNT). Los representantes de los 22 países presentes en la capital italiana descartaron hablar de cantidades, pero sí se confirmó que el dinero vendrá de la descongelación de algunos de los recursos económicos del régimen en el extranjero.

Dicho fondo será administrado por Italia y Francia de manera semestral, así como varios representantes de los países árabes. Su principal objetivo será paliar las necesidades más urgentes del pueblo libio, tal y como explicó el ministro de Exteriores italiano, Franco Frattini, en una rueda de prensa al final de la reunión. 

Según Frattini, el responsable de crear la estructura de este mecanismo financiero ha sido Qatar, cuyo primer ministro participaba en la reunión en calidad de coorganizador. Sheikh Hamad Al-Thani, quiso explicar que, con respecto a la cuantía del fondo, "todos sabemos que Libia tiene muchísimos fondos en el extranjero, por lo que no creo que se vaya a tratar de un problema de dinero, sino de cómo gestionarlo".

EEUU, por boca de su secretaria de Estado, Hillary Clinton, confirmó esta mañana en la capital italiana que ya han comenzado a descongelar esos fondos.

Legitimidad total para el CNT

La segunda medida más llamativa adoptada por el Grupo de Contacto, consiste en el apoyo total al CNT al que "los países asistentes ya consideran el único interlocutor válido. Esta mañana tres países se han añadido a ese reconocimiento y esperamos que haya más", dijo el ministro italiano. Se refería a España, Países Bajos y Dinamarca, aunque el ministro parecía mal informado. En un comunicado, el ministerio de Exteriores español dijo quede momento no hay ningún cambio y que "hasta el momento para España el Consejo Nacional de transición es un interlocutor válido", aunque no único. Dinamarca también negó las informaciones.

La ministra Trinidad Jiménez ha acudido a Roma para la reunión y dará una rueda de prensa esta tarde en la residencia del embajador.

El Consejo de Transición de Bengasi será tomado como único interlocutor válido

Frattini explicó después que el principal objetivo de la misión en Libia, "que no está desgastada como algunos observadores internacionales dicen y esta reunión es una muestra de ello", no es otro que conseguir que "Gadafi y su familia, dejen el poder y posteriormente se cree una asamblea constituyente que acabe en unas elecciones parlamentarias y presidenciales".

Frattini aseguró que el CNT ya está tomando decisiones políticas de este tipo y anunció su intención de celebrar elecciones municipales en un corto espacio de tiempo.

"Queremos resultados"

Al-Thani, en un momento de la rueda de prensa, quiso decir que si bien las conversaciones parecían ir avanzando "no queremos que este tipo de reuniones se conviertan en algo ceremonial. Hay gente que está muriendo o está siendo atacada ahora mismo en Libia y lo que queremos es que estas conversaciones se conviertan en acciones". 

"Estas conversaciones no se pueden convertir en una ceremonia. Hay gente muriendo en Libia ahora" El primer ministro qatarí dio también la bienvenida a la contribución de Kuwait hoy al fondo de ayuda huanitaria de la ONU, que tasó en 180 millones de dólares.

Las conversaciones también han tratado sobre los métodos de defensa de los rebeldes y las agresiones del régimen de Gadafi. Frattini dijo que las operaciones seguirían adelante hasta que al dictador e le agoten los recursos militares y dejó en el aire la conveniencia de proporcionar armas a los rebeldes de Bengasi.

"Dependiendo de la interpretación que se haga de las dos resoluciones, la 1970 que aboga por el embargo y la 1973 que podría dejar un hueco. Por eso ha habido países que ya han iniciado a proporcionar armamento ligero a los rebeldes", dijo.

Al-Thani, por su parte, cree que esto es algo fundamental en estos instantes para el pueblo libio que "tiene la necesidad de defenderse".

Acción humanitaria 

Frattini destacó que el fondo para la ayuda humanitaria asciende a 245 millones de dólares en la actualidad (a los que hay que añadir los 180 de Kuwait) y que la prioridad de la misión la tiene Naciones Unidas y que para su trabajo sobre el terreno es necesario un rápido alto el fuego.

Ese fue otro de los puntos de la reunión, donde los miembros del Grupo escucharon la propuesta de Turquía para conseguir el fin de las hostilidades enuna semana.

Una reunión cuando Italia decide irse

Italia ha presidido hoy esta reunión, un día después de que el Gobierno consiguiera pasar en el Parlamento una moción de la xenófoba Liga Norte (LN), en la que se exige que haya una fecha de salida al conflicto. La medida, lejos de ser una decisión normal teniendo en cuenta que Italia participa con 4.000 soldados en la guerra de Afganistán y una nueva guerra supondría unos costes económicos y humanos añadidos, sólo tiene una lectura electoralista.

Italia había pasado de puntillas por el conflicto diciendo que iba a la guerra pero sin hacerla, hasta que hace dos semanas, tras una llamada del presidente Barack Obama a Il Cavaliere, el Gobierno decidió que ocho de sus cazas participarían en los bombardeos. Berlusconi pasaba del "no llamo a Gadafi, no quiero molestarlo", al "siento pena por Gadafi", para terminar en "la situación se le ha ido de las manos" y los bombardeos.

Berlusconi tomó la decisión solo, sin consultar a su socio en el Gobierno, Umberto Bossi, de la LN. Quizá porque sabía que le diría que no. Bossi se había mostrado contrario en todo momento a cualquier intervención en Libia no por motivos humanitarios, sino por el temor a que la guerra provocara la llegada masiva de refugiados a las costas italianas y eso arruinara sus planes electorales en los comicios municipales que se celebran en 10 días.

La moción aprobada ayer es, entonces, la manera en la que Berlusconi se plegó a las exigencias de Bossi, que amenazó con "hacer caer el Gobierno", porque sin él no tendría mayoría en el Parlamento.

Noticias Relacionadas