Martes, 15 de Enero de 2008

La Alianza arranca con 82 países y 135 millones de euros

EEUU confirma que la apoya mediante financiación educativa en Marruecos

ANA PARDO DE VERA ·15/01/2008 - 20:31h

El presidente del Gobierno inauguró ayer el I Foro de la Alianza de Civilizaciones, cuyo Grupo de Amigos, constituido en el seno de la ONU, integra ya a 82 países que están comenzando a nutrir la financiación de esta iniciativa.

Dos mujeres hicieron el anuncio económico de la jornada: la reina Noor de Jordania y la esposa del emir de Qatar, la princesa Mozah bin Nasser Al Misnad, anunciaron la donación de sendos fondos de cien millones de dólares -135 millones de euros en total- para ayudar a hacer realidad la Alianza de Civilizaciones.

Por su parte, EEUU confirmó la financiación de un proyecto educativo en Marruecos, tal y como había anunciado Público. Así se lo confirmó ayer por carta al ministro de Asuntos Exteriores el embajador norteamericano en España, Eduardo Aguirre, que participó en el Foro encabezando la delegación de Washington. Moratinos no consideró "oportuno", en cambio, dar cifras sobre la financiación española de la Alianza o del coste del primer Foro.

José Luis Rodríguez Zapatero, por su parte, lo inauguró con un mensaje claro convertido en objetivo central: dar "al traste con los peores augurios sobre el choque de civilizaciones que venimos padeciendo en los últimos años con una especial gravedad".

En el Palacio de Congresos Municipal de Madrid, abarrotado con 350 participantes de 63 países, más de 700 periodistas, muchos empresarios y representantes de distintas religiones y organizaciones internacionales, así como un sinfín de personalidades de la sociedad civil, Zapatero agradeció especialmente el apoyo de Naciones Unidas y de su Alto Representante, el ex presidente portugués, Jorge Sampaio; del Grupo de Alto Nivel constituido por ésta, y del copatrocinador de la Alianza, el primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon; Erdogan, y Sampaio participaron con Zapatero en la inauguración del I Foro.

El jefe del Ejecutivo reiteró la necesidad de una herramienta como la Alianza de Civilizaciones "porque ha llenado un vacío que identifica un problema real: gestionar la diversidad en un mundo globalizado" y aseguró que pretende convertirse en el instrumento que favorezca el encuentro entre culturas y civilizaciones "para hacer frente a los nuevos retos del siglo XXI".

Trabajar desde dentro

La Alianza, que celebrará su segundo encuentro en Turquía el año que viene, debe ser, para Zapatero, "una plataforma de ideas positivas y constructivas" y animó a los países a trabajar en ella, también de forma interna, porque también "se consolidará en la medida en que los Estados vayan incorporándola a sus políticas nacionales".

Por este motivo, España ya tiene su Plan Nacional para la Alianza, que aprobó el Consejo de Ministros del pasado 11 de enero, y que centra su acción en cuatro capítulos que ya fueron recogidos en el informe redactado por el Grupo de Alto Nivel de la Alianza a petición de la ONU: educación, juventud, migración y medios de comunicación.

Las líneas de ejecución del Plan Nacional, que se concretan en 57 actuaciones de corto, medio y largo plazo, según explicó Zapatero, van, por tanto, "destinadas a favorecer el conocimiento mutuo y el aprecio de la diversidad", a promover "los valores cívicos y una cultura de paz", a mejorar la integración y capacitación de los inmigrantes, con especial incidencia en los jóvenes" y a "promover y difundir la idea de la Alianza de Civilizaciones".

La intención del presidente es que el Gobierno nombre próximamente a un coordinador nacional para este Plan que dependerá del Ministerio de la Presidencia. Aunque el nombre no ha sido confirmado, el cargo podría recaer en el diplomático y ex embajador en Guatemala, Suecia y Francia, Máximo Cajal, que ha sido quien, desde la Moncloa, se ha encargado del despliegue español de la Alianza de Civilizaciones como asesor personal de Zapatero.

Turquía en la UE para la paz

Tras la intervención de Zapatero, habló el primer ministro de Turquía, copatrocinador de una Alianza cuyo objetivo, manifestó, es "poner fin al dolor en el mundo y crear uno en el que podamos vivir en paz". Erdogan reiteró la necesidad de que Turquía entre en la Unión Europea, porque "cualquier obstáculo en el camino de Turquía, será un obstáculo para la paz y la estabilidad en el mundo".

El Gobierno español, en boca de su ministro de Asuntos Exteriores, mostró su total acuerdo con esta afirmación del mandatario turco.