Jueves, 5 de Mayo de 2011

Pakistán cuestiona sus relaciones con EEUU tras el ataque

El Gobierno paquistaní confirma que no recibió ningún aviso de Washington antes de la operación

IGNACIO ROBLEDA ·05/05/2011 - 08:00h

pakistan, bin laden,

La operación de la madrugada del lunes en Abbottabad, a apenas 60 kilómetros de la capital, que acabó con la vida de Osama bin Laden, lanzada unilateralmente por EEUU, ha desencadenado un durísimo debate político en Pakistán.

Hasta ayer no se conoció la postura oficial del Gobierno paquistaní de Asif Ali Zardari, a través de Exteriores, descartando cualquier participación, conocimiento o, ni tan siquiera, que se les hubiera solicitado autorización. Algo que las autoridades no sólo critican, sino que les preocupa y esperan que no establezca un precedente en las relaciones con cualquier otro país extranjero. Todo ello ha llevado a la primera página de los principales medios del país a plantear cuál es la verdadera naturaleza de la relación entre Pakistán y la Administración Obama.

La detención de un agente de la CIA en enero despertó la desconfianza

Paul Brennan, asesor en materia antiterrorista del presidente estadounidense, viene cuestionando en los últimos días el papel de Pakistán y sugiriendo que el líder de Al Qaeda contaba con una red de colaboradores que podría incluso alcanzar a miembros del establishment del país.

Debate, en cualquier caso, que no es nuevo y que ya se agudizó este año cuando a finales de enero Raymond Davis, un agente secreto de la CIA, fue detenido en la capital punyabí de Lahore tras haber asesinado a dos supuestos ladrones. Se destapaba así la presencia de agentes estadounidenses sobre el terreno operando clandestinamente y a espaldas de sus colegas paquistaníes.

A mediados de marzo, Davis fue liberado, acentuando si cabe todavía más los sentimientos antiestadounidenses ya muy extendidos en el país, sobre todo por las muertes ocasionadas por los ataques con aviones no tripulados en las zonas fronterizas con Afganistán.

Los bombardeos con aviones no tripulados son muy impopulares

Entretanto, en la población en la que residía Bin Laden, Abbottabad, ayer se empezaron a relajar las medidas de seguridad, permitiendo a los medios conocer más de cerca las particularidades de la vivienda en la que se alojó durante los últimos cinco años, según han apuntado algunos medios, el líder de Al Qaeda.

Desde la primera planta y la azotea de una casa vecina podía divisarse la distribución de este complejo delimitado en su perímetro exterior por un muro de hormigón gris de aproximadamente cuatro metros de altura, coronado por alambre de espino y pensado para aislar a sus huéspedes del vecindario.

"Gente agradable"

Precisamente uno de sus vecinos, Abdul Rehman, de 18 años y que vive en una casa a apenas 500 metros de distancia, dudaba sobre quién se alojaba en ella, afirmando que en realidad eran dos hermanos que describía como "gente agradable".

El complejo era de grandes dimensiones en superficie y la parte destinada a vivienda, de varias plantas, muy por encima de la media en esta zona a las afueras de Abbottabad.

Según ha trascendido esta semana, el complejo podría estar valorado en aproximadamente un millón de dólares. Sobre si era o no de lujo, poco puede decirse sólo a partir de algunas imágenes filtradas estos días y de muy mala calidad. Costará saberlo si sigue cerrada y custodiada por la seguridad paquistaní como hasta ahora.