Jueves, 5 de Mayo de 2011

Obama vuelve a la escena del crimen

Casí diez años después de los atentados del 11-S, el presidente de EEUU se reúne con familiares de las víctimas

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·05/05/2011 - 07:42h

Casi diez años después de los atentados del 11-S en Nueva York y pocos días después de la muerte de Osama Bin Laden en Pakistán bajo el fuego de un grupo de SEALS, el presidente estadounidense visita hoy zona cero en el corazón de Manhattan.

En una histórica y simbólica visita, Obama acudió en primer lugar al parque de bomberos 'Engine 54', que perdió 15 miembros en los ataques a las torres gemelas y que aún alberga el "Vehículo 54, Escalera 4", uno de los primeros camiones que acudieron al rescate."Quería venir aquí sólo para darles las gracias", dijo Obama. "Este es un lugar simbólico del sacrificio extraordinario de aquel terrible día".

Al referirse a la muerte de Bin Laden, el presidente aseguró que "lo ocurrido el domingo envía un mensaje: Cuando decimos que no olvidamos nunca, lo decimos en serio".

"Es algo que va más allá de partidos y de Gobiernos... Siempre tendrán un presidente y un Gobierno que les apoyará", dijo Obama, que no tiene previsto efectuar alocución pública alguna durante esta visita.

Además de saludar a los bomberos, Obama tiene previsto depositar una corona de flores en la Zona Cero, donde se levantaban las Torres Gemelas derrumbadas en los atentados del 11 de septiembre de 2001, y reunirse con familiares de las víctimas.

"Cuando decimos que no olvidamos nunca, lo decimos en serio"Según declaró el portavoz presidencial, Jay Carney, la visita "es apropiada tras la exitosa misión para hacer justicia sobre Bin Laden, para reconocer las terribles pérdidas que sufrió Nueva York el 11-S y para reconocer el peso que los familiares y los seres queridos de las víctimas han acarreado desde entonces, hace casi diez años".

La visita, agregó el portavoz, representa un esfuerzo para "intentar ayudar a los neoyorquinos, y a los estadounidenses en general, a volver página".

Bin Laden murió el domingo de varios tiros en la cabeza y el pecho que le dispararon los comandos estadounidenses, que le localizaron en una residencia de la localidad de montaña de Abbottabad, en las cercanías de Islamabad.

Bush no estará

Obama había invitado a acudir con él a su predecesor, George W. Bush, en lo que la Casa Blanca indicó que era una iniciativa "en el espíritu de unidad nacional" en torno a la muerte de Bin Laden, el hombre que ordenó esos atentados y el enemigo público número uno de Estados Unidos.

"Bush asegura argumenta que ha optado por permanecer alejado de los focos"Bush, no obstante, declinó asistir. "Agradece la invitación pero en su etapa post-presidencial ha optado por permanecer alejado de los focos", indicó su portavoz, David Sherzer.

El domingo, Obama había telefoneado tanto a Bush como al expresidente Bill Clinton para informarles de la muerte de Bin Laden al ser alcanzado en la cabeza y el pecho en una operación protagonizada por comandos de elite estadounidenses en la residencia donde se ocultaba, en Abbottabad, en las cercanías de Islamabad.

Ayer, el presidente afirmó que la Casa Blanca no hará públicas las fotografías del cadáver de Bin Laden, al considerar que no se trata de "un trofeo" y la naturaleza truculenta de las imágenes podría incitar a una mayor violencia. Sin embargo, algunas ya han salido a la luz imágenes de los guardaespaldas del terrorista muertos y cubiertos de sangre.

Noticias Relacionadas