Jueves, 5 de Mayo de 2011

Lakers, un poco más lejos de la final de Conferencia

La derrota frente Dallas Maverick complica el pase para Bryant y compañía. Chicago empató la serie con un gran Derrick Rose

AGENCIAS ·05/05/2011 - 07:35h

Kobe Bryant y Dirk Nowitzki pelean por un balón durante el encuetro. EFE

Los Ángeles Lakers están a dos derrotas de quedar eliminados de los play off de la NBA. Anoche volvieron a caer frente a Dallas Mavericks (81-93) demostrando una preocupante incapacidad para reaccionar en los momentos difíciles y más si se quiere repetir título de la NBA.

De nuevo Dirk Nowitzki se convirtió en el gran líder de los tejanos con 24 puntos y siete rebotes. En la derrota del actual campeón también tuvo parte de culpa Shawn Marion, con 14 tantos y nueve rebotes. Por parte de los Lakers destacó Kobe Bryant, con 23 puntos, mientras que Pau Gasol evidenció su irregular momento de juego, con 13 puntos, 5 de12 en tiro, y 10 rebotes.

El campeón de la NBA está contra las cuerdas El primer cuarto fue de más a menos. De la perfecta distribución de balón en el ataque de los Lakers y el inicio igualmente inspirado de Dallas, que contó con la inesperada ayuda de DeShawn Stevenson con dos triples, se pasó a la anarquía y las imprecisiones de los locales y el protagonismo de Nowitzki por parte de los Mavs.

La contundencia de Tyson Chandler, autor de dos potentes alley-ops, y la entrada en cancha de Lamar Odom, que dio algo de alegría a los californianos, fueron las notas positivas de unos minutos en los que finalmente los angelinos decidieron volcar el ataque en sus torres (muy activo Bynum) mientras el alemán mantenía por encima a los suyos, 20-28 al comienzo del segundo cuarto.

La defensa de los de Carlisle, por momentos impenetrable y siempre sólida y ágil en las ayudas, impedía cualquier conato de fluidez en el tosco y deslavazado ataque local, que a pesar de los buenos minutos de Shannon Brown y Lamar Odom, no lograba la regularidad necesaria para igualar las constantes acometidas del germano.

En esas apareció Bryant para liderar una reacción, 40-37, que se produjo a ambos lados de la cancha. La defensa subió varios enteros y un parcial de 10-0 devolvió la confianza a los angelinos, aunque Nowitzki, aprovechando el marcaje de Ron Artest, a quien supera en varios centímetros, dejó las cosas a favor de Dallas al descanso, 49-51, con suspensiones marca de la casa.

Arrancó la segunda mitad con muchas dudas alrededor de Gasol, inadvertido hasta entonces y en el punto de mira del público tras dos fallos consecutivos. Esa presión pudo con el español, que además debía hacer frente al torrente ofensivo dispensado por Nowitzki.

Bryant vs Nowitzki

El duelo, convertido en un mano a mano entre Bryant y el alemán, dio un giro importante justo en los últimos compases del tercer periodo (60-68), con Dallas rindiendo a tope, excelentes Marion y Jason Kidd, y los Lakers sumidos en la mediocridad.

La renta siguió en aumento para los Mavericks tras un triple de Jason Terry y dos tiros libres de José Barea, 65-75. Los Lakers se asomaban al precipicio con todas las de la ley, y ni siquiera el regreso a cancha de Bryant con 8:15 por jugar dio otro aire al partido, roto por la velocidad de Barea y la absoluta dejadez en defensa de los californianos.

El puertorriqueño y Kidd colocaron el último clavo en el ataúd de los Lakers colocando el marcador en un contundente 69-82, con más de cuatro minutos por jugar, momento en el que el Staples Center dedicó un sonoro abucheo a los suyos.

Lejos de reaccionar, los angelinos dejaron que Nowitzki hurgara aún más en la herida con un dos más uno sobre Gasol.

Bryant, en la recta final, anotó el primer triple de los Lakers cuando todo estaba ya más que decidido y tras una serie de 0/15 en lanzamientos exteriores. Dallas se llevaba así un botín de oro y Phil Jackson asistía impertérrito al despropósito de su plantilla. El campeón de la NBA está contra las cuerdas.

Los Bulls empatan la serie

Por su parte, Derrick Rose marcó las diferencias en el juego individual para ayudar a los Bulls de Chicago en la victoria por 86-73 frente a los Hawks de Atlanta en el segundo partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Este que dejan empatada a 1-1.

El tercer partido de la serie al mejor de siete se jugará el viernes en el Philips Arena de Atlanta, donde se traslada la competición.

El base estrella de los Bulls estrenó su MVP, Jugador Más Valioso de la liga, con un doble- doble de 25 puntos, 10 asistencias, seis rebotes, dos tapones. Rose se ha convertido en el jugador más valioso en recibir este galardón con tan sólo 22 años.

Derrick Rose logró un doble- doble en la victoria de los Bulls

El pívot Joakim Noah fue mejor que su ex compañero de universidad, el número cinco dominicano Al Horford, y también aportó un doble-doble de 19 puntos, 14 rebotes, tres recuperaciones de balón y dos asistencias.

El alero sudanés Luol Deng imitó a sus dos compañeros con otro doble-doble de 14 puntos, 12 rebotes y dos asistencias que ayudaron a los Bulls a dominar el juego bajo los aros al capturar 58 balones por 39 de los Hawks, siendo una de las claves del triunfo del equipo de Chicago.

A pesar que el ala-pívot titular Carlos Boozer siguió con las molestias que arrastra en un dedo del pie derecho al final jugó e hizo una buena aportación bajo los aros al conseguir 11 rebotes y anotar ocho puntos.

El dominio bajo los aros y la excelente defensa por zonas e individual que realizaron los Bulls asfixió al ataque de los Hawks, que no tuvieron el apoyo ni acierto del escolta reserva Jamal Grawford y su falta de producción se iba a anotar al final del partido.

Tampoco el escolta titular Joe Johnson respondió con el mismo acierto ofensivo que tuvo en el primer partido. Los 16 puntos de Johnson, incluido un triple en tres intentos, no iban a ayudar a los Hawks a luchar por la victoria, especialmente en el cuarto periodo que fue cuando se rompió el marcador a favor de los Bulls.