Jueves, 5 de Mayo de 2011

La sociedad vasca ya ha 'legalizado' a la coalición

Todos los partidos salvo el PP, la mayoría sindical y personalidades de distintos ámbitos ven con preocupación una posible exclusión el 22-M

GUILLERMO MALAINA ·05/05/2011 - 08:00h

Bildu se ha convertido durante las últimas semanas en una constatación palpable de que en Euskadi se percibe la actual situación política con una óptica diferente a Madrid.

El futuro inmediato de esta coalición electoral, integrada por EA, Alternatiba e independientes "abertzales" y de "izquierdas", pende de la decisión que tome hoy el Tribunal Constitucional antes de la medianoche, mientras que la mayoría de la sociedad vasca no alcanza a comprender cómo se ha llegado a este punto. Fuera del ámbito del PP, casi nadie cree en Euskadi, como mantiene el Tribunal Supremo en su sentencia, que EA y Alternatiba hayan decidido abandonar su dilatada senda democrática para plegarse a obedecer ahora la estrategia de ETA. Por primera vez, además, se da una situación inédita desde la aprobación de la Ley de Partidos, en 2002.

Más allá del nacionalismo

El respaldo o la confianza en la buena voluntad de EA y Alternatiba, en su apuesta por Bildu, es una postura que no depende del hecho de sentirse nacionalista vasco o español. Personalidades de la sociedad vasca y de fuerzas políticas de distintas tendencias ideológicas respaldan la apuesta democrática de ambas formaciones. Hasta ahora, cada vez que había estado en juego la legalización de una marca de la izquierda abertzale, sólo los partidos nacionalistas y EB [la marca de IU en Euskadi] acostumbraban a salir en su defensa. Esto ha cambiado. Incluso, cargos del PP vasco muestran en privado su desacuerdo con la sentencia del Supremo. El PSE y el Gobierno vasco de Patxi López ya defienden abiertamente que ni EA ni Alternatiba siguen la estrategia de ETA, en contra de las tesis de la Abogacía del Estado, el Ministerio Fiscal y la mayoría de los magistrados del TS.

El lehendakari lo repitió anteayer, respaldado por los miembros de su gabinete, en una comparecencia en la que dijo confiar en que el TC "garantice" los derechos de los candidatos de Bildu. López reivindica que comparte la opinión de la inmensa mayoría de la sociedad en Euskadi.

Más claros fueron aún ayer dos de sus consejeros. La titular de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, afirmó no compartir la decisión del TS de anular las listas electorales de Bildu: "Es más fuerte la democracia que permite que la democracia que impide". Y el consejero de Obras Públicas y Vivienda, Iñaki Arriola, manifestó que sería una "buena noticia" que el Constitucional diera luz verde a Bildu. El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, afeó mientras ayer el discurso del lehendakari al salir en defensa de los derechos de Bildu. "Lo responsable es que el lehedakari pida que se garanticen los derechos de la ciudadanos, especialmente de los que padecen el chantaje del terrorismo", dijo.

400 abogados y profesores de la universidad piden su presencia el 22-M

En la sociedad hay otros movimientos. Ayer mismo, más de 400 abogados y profesores de la Universidad del País Vasco, de distintas tendencias, hicieron público un manifiesto de apoyo a las candidaturas de Bildu y al voto particular emitido por seis magistrados del Supremo. Según reivindicaron, la proscripción de esta coalición en las elecciones municipales y forales del País Vasco y Navarra es un "perjuicio" no sólo para Bildu, sino también para el "electorado que desearía votar esa opción, así como para el conjunto de la sociedad, en cuanto que cercena la expresión del pluralismo político y la correcta manifestación de la voluntad popular". Los 400 firmantes del manifiesto cuestionan la debilidad de las pruebas sobre las que el TS sustenta su resolución: "No permiten establecer que dicha coalición esté al servicio o instrumentalizada o en connivencia con ETA, sino todo lo contrario".

Este diario contactó con personalidades de distintos ámbitos de la sociedad vasca para conocer cómo viven la actual situación política. El escritor Kirmen Uribe analiza el momento actual desde el plano social, convencido de que esta situación es "preocupante". "Esto no es bueno para la normalización y la convivencia de la sociedad", dijo para, acto seguido, llamar la atención sobre la propia "división" de los magistrados en el Tribunal Supremo.

También el catedrático de Física de la Universidad del País Vasco Pedro Miguel Etxenike dijo vivir el proceso judicial sobre Bildu con "preocupación". "Yo me suelo ir pronto a la cama y el pasado domingo estuve esperando hasta conocer la sentencia del Supremo. Está privando del derecho a votar a sus votantes".

Este científico, Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica en 1998, consideró que el Tribunal Constitucional corregirá la resolución del Supremo: "Sería bueno para todos. Si no se permitiese la concurrencia de Bildu, el resultado de las elecciones no reflejará el mapa de la voluntad de la sociedad".

También vive con inquietud el proceso judicial sobre Bildu Iñaki Perurena, el harrijasotzaile (levantador de piedras) de Leitza (Navarra) que revolucionó este deporte vasco en los años ochenta. Él muestra su incredulidad con estas palabras: "Creía que entendía algo sobre las piedras. Y ahora empiezo a tener dudas. Lo que yo quiero es que mi pueblo perdure en el futuro", dijo.


El poder político

Iñaki Perurena se mostró "desengañado" con la política, convencido de que en este momento también "el poder actúa en función de su conveniencia, dejando de lado la justicia". En el ámbito sindical, el apoyo público a la legalización de Bildu es prácticamente total. A la postura ya conocida de las centrales nacionalistas ELA y LAB y de sindicatos sectoriales mayoritarios como STEE-EILAS (enseñanza) y EHNE (agricultura y ganadería), se ha unido también ahora CCOO de Euskadi al rechazar la anulación de las candidaturas de esta coalición.

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, afirma que en este momento hay dos cuestiones básicas que permiten sustentar la legalización de Bildu. La primera es, a su juicio, la propia evolución de la izquierda abertzale durante el último año y su rechazo expreso de la violencia de ETA. "En esta situación es una prioridad hacer irreversible este camino, de manera que se consolide un escenario de normalización en el país, en el que todas las opciones políticas sometan al veredicto democrático sus propuestas, sin exclusiones, ni amenazas, ni presiones", dijo, convencido de que la anulación de las candidaturas de Bildu "ahonda en el camino contrario".

Las peticiones para que Bildu sea legal trascienden al nacionalismo vasco

La segunda cuestión a tener en cuenta para CCOO de Euskadi radica en que la eventual proscripción de Bildu deja fuera de las urnas a EA y Alternatiba, "dos organizaciones políticas de trayectorias políticas democráticas reconocidas". "Es una cuestión de evidente gravedad", agregó.

Unai Sordo abogó así por favorecer la "reintegración" de la izquierda abertzale ilegalizada en las instituciones, porque, además, según sus palabras, esto no representa "ninguna incompatibilidad" con mantener el "nivel máximo de exigencia" con ETA para que "abandone definitivamente las armas". "CCOO de Euskadi, como siempre", agregó, "sigue apostando por un país en paz, en el que todos nos auto-reconozcamos en la pluralidad ideológica e identitaria que nos constituye como sociedad".

Respaldo a Zapatero y López

Blanca Estrella, presidenta de Clara Campoamor, una asociación señera en la defensa de los derechos de las mujeres, confía en esta situación en el lehendakari, Patxi López, y el presidente José Luis Rodríguez Zapatero. "Tengo la esperanza de que llegue un momento en que todos tengamos los mismos derechos políticos. Y mantengo mi confianza para ello en el lehendakari y el presidente. Espero que todos los partidos contribuyan a buscar una salida por la paz".

Jesús Francisco Garitaonaindia es rector de la Basílica de Begoña, en Bilbao, y también ve la situación política con "preocupación" y "miedo". Recuerda que, como Sortu, Bildu también ha hecho público su rechazo expreso a la violencia de ETA. "Han dado el paso que se les pedía hasta hace poco", dijo para, acto seguido, censurar que el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, ya advirtió hace unos meses de que "no bastaba con que la izquierda abertzale cumpliera la ley para volver a las instituciones". "Esto no es jugar limpio, no es un juego honrado y noble", lamentó Garitaonaindia.

La misma sensación tiene el presidente de la Federación de Pescadores de Guipúzcoa, Jaime Tejedor, que también lamenta que la mayoría de los magistrados del Supremo hayan dictado la sentencia sobre Bildu sin tener en cuenta la nueva situación política por el rechazo de la izquierda abertzale a la violencia de ETA: "Esta parte de la sociedad vasca quiere volver a la democracia y hay que darle una oportunidad, pero no se está haciendo. Ha habido antes muchos fracasos y la gente se siente defraudada, pero si no das una oportunidad, no sabes nunca qué puede pasar".

Precisamente ayer se conoció el último Sociómetro del Gobierno vasco. Según el estudio, elaborado entre el 4 y 11 de abril, la simpatía hacia la izquierda abertzale se ha situado en la cota más alta de los últimos cuatro años, al llegar a 2,8 puntos y es la única opción política que crece en este apartado (una décima).

Noticias Relacionadas