Jueves, 5 de Mayo de 2011

Naseiro avala la versión de Bárcenas en el caso 'Gürtel'

El extesorero dice que el exsenador imputado le prestó dinero pero no lo usó

ALICIA GUTIÉRREZ ·05/05/2011 - 08:00h

Rosendo Naseiro, a su llegada al TSJM. Miguel garcía castro

Rosendo Naseiro, el extesorero del PP que a finales de los ochenta protagonizó el primer gran escándalo de financiación ilegal, se convirtió ayer en la gran coartada del también extesorero y exsenador Luis Bárcenas para refutar las acusaciones de blanqueo en el sumario Gürtel que le atribuye la Policía. Naseiro, que declaró ante el juez del caso, Antonio Pedreira, confirmó que, en diciembre de 2002, Bárcenas se ofreció a prestarle y que, de hecho, lo hizo 325.000 euros en metálico para la compra de dos cuadros cuya existencia había conocido en una feria de arte (Feriarte). Según Naseiro, finalmente resolvió sus problemas de "liquidez", originados por la compra previa de otras obras, y no necesitó ya utilizar el dinero de Bárcenas. Así que se lo devolvió y Bárcenas lo reintegró al banco que se lo había otorgado como préstamo.

Dos versiones

Naseiro asegura que finalmente se quedó con los cuadros y los tiene en casa

Naseiro, que de la política saltó al campo del coleccionismo, no fue el único que declaró ayer como testigo en relación a los ya famosos cuadros de Bárcenas. El intermediario Miguel Granados desfiló igualmente ante el juez. Y lo hizo para corroborar que existió la operación de compra de los cuadros, dos lienzos atribuidos al pintor español del XVII Juan van der Hamen. Granados relató ante el juez que esos extremos ya se los contó por teléfono a la Policía hace un año.

En marzo, el exsenador sostuvo ante el juez que si no citó a Naseiro durante su primera declaración en el Supremo ante el que estuvo aforado hasta que abandonó el escaño fue para no involucrar a alguien ajeno por completo al caso Gürtel. Para la acusación popular, el hecho de que Bárcenas haya cambiado de versión significa que su historia tiene pies de barro.

El entorno de Bárcenas considera un signo de persecución que la Brigada de Blanqueo no hiciera constar en su informe sobre los cuadros de Feriarte el testimonio de Granados. En ese informe, fechado el 24 de marzo de 2010, la Policía subrayó que lo ocurrido la solicitud de un crédito de alta cuantía y su devolución en mes y medio presentaba "características externas de riesgo de blanqueo por su anomalía".

Bárcenas insiste en que el dinero procedía de un crédito bancario

Para Bárcenas, que ya el 29 de marzo alegó ante el juez Pedreira que, de existir, ya habrían prescrito los delitos fiscales que se le imputan, la declaración de Naseiro resulta más que importante. Imputado por cohecho (soborno) y fraude fiscal, el exsenador ha pedido el archivo del caso en lo que a su persona respecta. La Fiscalía Anticorrupción se opone. Pero Pedreira, que debe abandonar el caso en breve y pasar el relevo previsiblemente a la Audiencia Nacional, es quien tiene la decisión en sus manos.

Petición denegada

No obstante, en el asunto queda una incógnita por aclarar: la de que si, como dijeron ayer Naseiro y el experto Miguel Granados, la idea de comprar los dos Van der Hamen surgió en diciembre de 2002 durante una visita a Feriarte, ¿por qué Bárcenas había pedido ya en octubre un crédito para adquisición de obras artísticas? Entre los documentos del sumario figura la denegación de ese crédito, solicitado por Bárcenas al Banco de Vitoria. Y está fechada el 23 de octubre de ese año.

Ayer, Naseiro aseguró que los dos Van der Hamen están en su casa. Y que obra en su poder el preceptivo permiso de importación los cuadros estaban en Francia . Pero dijo también que no sabe si hay factura de aquella transacción. En el mundo del arte, adujo, es frecuente que no las haya.