Martes, 15 de Enero de 2008

Tres muertos en un atentado contra EEUU en el Líbano

EFE ·15/01/2008 - 17:05h

EFE - El jefe de la Fuerza Interina de la ONU en el Líbano (FINUL), el general Claudio Graziano (6d) y el el comandante de la Brigada Este, el general Casimiro Sanjuan (2d) posan junto a otros soldados de la FINUL frente al monumento inaugurado hoy en Ebn al Saqi, en el sur del Líbano, en memoria a sus 262 soldados muertos desde el comienzo de la misión en 1978.

Al menos tres personas murieron hoy y 21 resultaron heridas, según fuentes policiales, en un atentado contra un vehículo diplomático estadounidense en Beirut, en un momento en el que el Líbano sigue sumido en una profunda crisis política.

Aunque el objetivo era un coche de la embajada de su país, el portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Sean McCormack, explicó desde Washington que en el vehículo viajaban dos empleados libaneses de la legación diplomática: el conductor, que sufrió heridas leves, y un acompañante, que se encuentra bien.

Al parecer las tres víctimas mortales eran ocupantes de un vehículo que viajaba detrás del coche de la embajada.

Por su parte, fuentes policiales libanesas indicaron a Efe que el atentado, ocurrido en la carretera costera que conduce al norte del país, a la altura del barrio de mayoría armenia (cristiana) de Burch Hamud, fue perpetrado con quince kilogramos de explosivos.

La cadena de televisión LBC mostró a varios guardias de la embajada norteamericana corriendo nerviosos hacia el sitio del atentado, que ocurrió sobre las 16.40 hora local (14.40 GMT).

La emisora enseñó también imágenes de varios vehículos que quedaron completamente calcinados por la deflagración.

Por el momento se desconoce si el ataque fue perpetrado con un coche bomba o con un artefacto explosivo colocado en la carretera.

La embajada estadounidense indicó en un comunicado que hoy estaba prevista una recepción, que al final ha sido cancelada, en el hotel Fenicia de Beirut para despedir al embajador Jeffrey Feltman, que ha concluido su misión en el país de los cedros.

Por su parte, el Gobierno libanés condenó el atentado y presentó sus condolencias a las familias de las víctimas en un comunicado leído por el ministro de Información, Ghazi Aridi.

"Las amenazas, los atentados contra las instituciones, civiles, FINUL (Fuerza Interina de la ONU en el Líbano) y ahora contra un vehículo de la embajada de los EEUU nos empuja a trabajar más para salvar a nuestro país", dijo Aridi.

Hace una semana tres soldados irlandeses de la FINUL resultaron heridos leves en un ataque con bomba a la entrada de la ciudad meridional de Sidón, cuya autoría se desconoce.

Asimismo, el ministro señaló que el Ejecutivo está decidido a mantener la estabilidad del país y encontrar a los culpables del atentado de hoy.

También apuntó que la respuesta del Gobierno al ataque "será apoyar la iniciativa árabe y elegir a un presidente".

Aridi se refería la propuesta lanzada por la Liga Árabe para encontrar una salida a la crisis que vive el Líbano, sin presidente desde el 24 de noviembre pasado por la incapacidad de los grupos políticos de encontrar un consenso.

Esa iniciativa pide la elección "inmediata" del jefe del Ejército libanés, general Michel Sleiman, como jefe de Estado, la formación de un gobierno de unidad nacional y la elaboración de una nueva ley electoral.

En esa crisis, la Administración estadounidense se ha caracterizado por apoyar a la mayoría antisiria y por criticar el papel desempeñado por los regímenes de Damasco y de Teherán, a los que acusa de tratar de desestabilizar al país con su respaldo a la oposición, liderada por el grupo chií Hizbulá.

Beirut ha sido escenario de varios ataques contra los intereses estadounidenses, pero éste es el primero desde el fin de la guerra civil libanesa (1975-1990).

El más sangriento ocurrió en 1983 cuando 241 militares estadounidenses, miembros de una fuerza de pacificación en el Líbano, fallecieron por la explosión de un coche bomba en el aeropuerto de Beirut.