Jueves, 5 de Mayo de 2011

Tanto clásico deja demasiados daños colaterales

Mourinho ha llevado los cuatro Madrid-Barça a su terreno

ENRIQUE MARIN ·05/05/2011 - 08:00h

ENRIQUE MARIN - Piqué y Ramos discuten durante el partido de ida de la Champions. efe

Terminado el maratón de clásicos, que se ha saldado con el Real Madrid levantando la Copa y el Barça, finalista de la Champions y virtual campeón de Liga, es hora de hacer balance sobre la envergadura de los daños colaterales que tanto enfrentamiento entre los dos gigantes del fútbol español ha deparado. Duelos en los que la bronca y la polémica se han impuesto al juego y al fair play. Condicionado por el 5-0 de la primera vuelta liguera, Mourinho afrontó los cuatro Madrid-Barça con una estrategia basada en la desestabilización, la provocación y el barullo, precisamente el escenario donde mejor se maneja el portugués y peor Guardiola. De esta manera, y tal y como confesó su acólito Karanka, el fútbol quedó relegado a un segundo plano. Una pena.

Alerta en la roja

Malas relaciones entre los internacionales

Uno de los efectos secundarios más graves han sido los piques físicos y dialécticos que se han sucedido entre los internacionales de Madrid y Barça y que han puesto en peligro el buen ambiente que había en La Roja. Casillas, Ramos, Albiol, Arbeloa y Alonso, por el bando madridista, y Valdés, Piqué, Puyol, Busquets, Xavi, Iniesta, Pedro y Villa, por el azulgrana, han tenido sus más y sus menos en más de una ocasión y no siempre con el balón de por medio. "Algunos jugadores del Barça han quedado bastante retratados", dijo Casillas, el capitán de La Roja. Hasta Xabi Alonso tuvo que desmentir a través de su Twitter unas presuntas declaraciones en las que supuestamente confirmaba que "las relaciones entre los futbolistas de uno y otro equipo están rotas". Del Bosque dijo ayer al respecto: "Vamos a estar vigilantes, pero es mi deseo que no se traslade a la selección este pique exclusivamente deportivo". Veremos lo que sucede.

Juego sucio

La excelencia del Barça, dinamitada por Mou

Desde el entorno madridista, ese que se ha generado por el aislamiento al que son sometidos los verdaderos protagonistas, no se tiene reparos en reconocer, y hasta justificar, que a Mourinho se le fichó para derrocar al Barça al precio que fuera. No es de extrañar por ello que el portugués planteara los clásicos como un cuerpo a cuerpo, con trivote, una renuncia tácita al balón y una provocación permanente, en la que el Barça cayó. "Me da igual quién haya tenido el balón y las oportunidades", llegó a decir Casillas, el capitán de una selección que se proclamó campeona de Europa y del Mundo con un fútbol made in Barça envidia de todos. Lógico que ayer en Inglaterra hablaran más del piscinazo de Mascherano que del soberbio pase de Iniesta a Pedro, por poner un ejemplo. Es lo que pretendía Mourinho, dinamitar la excelencia del Barça.

Denuncias a la uefa

Barça y Madrid se acusan mutuamente

Nada más conocerse que el Bar-ça denunciaba a Mourinho a la UEFA por sus declaraciones al término del partido de ida de la Liga de Campeones, el Madrid decidió hacer lo propio con los jugadores del Barça, a quienes acusó de comportamiento antideportivo. De esta manera, el clásico se trasladó a los despachos de la UEFA, que días después desestimó la denuncia del Madrid, así como la del Barça, aunque en este caso al haber actuado ella de oficio contra el técnico portugués.

Manía persecutoria

Se exporta a Europa la teoría de la conspiración

Si no había bastante con la supuesta teoría de la conspiración por la que el Barça recibe favores arbitrales en España, con la llegada de Mouri-nho el Madrid no sólo ha hecho suya esta martingala, sino que incluso la ha exportado a Europa. "El año que viene que le den directamente la copa al Barcelona", dijo Cristiano en alusión a las presuntas ayudas que el Barça recibe en la competición continental. Claro que la UEFA no es ni la Liga de Fútbol Profesional ni la Federación Española de Fútbol, así que las consecuencias pueden ser terribles. "El nombre del partido es Misión Imposible 4", insistió CR7 en otro paso más hacia la sanción a Mourinho que la UEFA dará a conocer mañana y que, visto lo visto, puede ser ejemplar.

Los árbitros

Stark y De Bleeckere, los grandes protagonistas

¿Quién no recuerda o al menos no ha escuchado durante estos días los nombres del alemán Stark y del belga De Bleeckere? Los árbitros han sido puestos en el foco del doble enfrentamiento europeo (hasta un portugués que no pitó fue protagonista) desde que se conoció su designación y en ellos se ha descargado toda la frustración madridista por no llegar a la final de Wembley. Sin embargo, ni Muñiz, que pitó el partido de Liga, ni Undiano, que dirigió la Copa, tuvieron tanta repercusión, aunque en ambos partidos el Madrid acabó con diez.

La coartada

Las quejas arbitrales como excusa del fracaso

"Mou tenía razón. Era imposible que pudiésemos pasar", afirmó Karanka en la sala de prensa del Camp Nou, donde compareció tras la decisión del portugués de ver el partido en el hotel. La excusa a la derrota estaba tan preparada que, si al Madrid se le ocurre clasificarse para la final, más de uno tendría que haber improvisado su discurso, pues el que tenían escrito y estudiado de antemano no les habría valido.

Periodismo

Los medios, alineados y en sus trincheras

Provocado por Mourinho y alimentado por Guardiola con su famosa Central lechera, el término con el que se habla despectivamente de aquellos medios y periodistas cercanos a Florentino Pérez, la disputa de tanto clásico en tan poco espacio de tiempo ha provocado que también el periodismo se haya atrincherado a favor y en contra de uno y otro equipo. En las celebraciones de Canaletes, el hotel donde se encontraba la prensa fue el centro de las iras de los vándalos, que incluso lanzaron una botella a un reportero del programa Punto pelota. El balcón en el que se ubicaban los reporteros también fue atacado con una bengala.

Dopaje

Graves y veladas acusaciones al Barça

Días antes de que el calendario doméstico y el sorteo de cuartos y semifinales de la Champions depararan cuatro clásicos en menos de tres semanas, una información facilitada por la Cope, en la que se citaba como fuente el Real Madrid, insinuaba presuntas prácticas de dopaje en el Barça. "Todo el mundo sabe por qué los del Barça corren tanto y no se lesionan nunca: porque se dopan", se llegó a publicar en una web. Al ser preguntado, Guardiola tiró con bala: "Esta es un pregunta para la cadena Cope y el señor Florentino Pérez. La Cope dice que la fuente es el Real Madrid y el Real Madrid lo niega. Así que, cuando se pongan de acuerdo, ya nos informarán tanto unos como otros". Velada o desveladamente, más que engrandecer al Madrid, Mou ha logrado ensuciar la imagen del Barça y los cuatro clásicos han sido el escenario perfecto.