Jueves, 5 de Mayo de 2011

El desempleo desciende en abril por la Semana Santa

El paro registrado bajó en 64.309 personas. La Seguridad Social encadena ya dos meses seguidos de subidas en las afiliaciones

 

ANA REQUENA ·05/05/2011 - 08:00h

Abril y la Semana Santa han dado la primera buena noticia del año para el mercado laboral: el desempleo bajó en 64.309 personas el mes pasado y se sitúa ahora en 4.269.360 parados (126.935 más que hace un año), según los datos del Ministerio de Trabajo. Además, la afiliación a la Seguridad Social encadena dos meses seguidos de subidas.

Esta bajada del paro suena extraña después de que hace menos de una semana se conocieran los datos trimestrales de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre, que arrojó casi cinco millones de parados. Pero era un descenso esperado. Hay que tener en cuenta que con abril arranca el segundo trimestre, que suele ser más propicio para el empleo por la cercanía del verano y por la mejora que supone la Semana Santa. Además, paro y EPA utilizan métodos distintos para medir el desempleo, y se considera que es esta última la que refleja con más exactitud la situación del mercado laboral.

La mayor bajada del paro se produjo en el sector servicios

En cualquier caso, la cifra de abril está marcada por las vacaciones de Semana Santa. Con el dato desestacionalizado, es decir, eliminando los efectos del calendario, el paro sube en 7.200 personas, si bien este aumento es mucho menor que el registrado en el mismo mes de otros años. Además, aunque el paro descendió en todos los sectores, fue el sector servicios, el más ligado a los periodos vacacionales, en el que se concentró la mayor bajada del paro.

El descenso también fue generalizado en las comunidades autónomas, excepto en el País Vasco, donde se incrementó el desempleo. Para el profesor del IESE, José Ramón Pin, estos datos indican dos cosas: "Primero, que es una bajada con contratos temporales y segundo, que habrá que esperar a octubre para saber si se consolidan los puestos creados".

Efectivamente, el grueso de la contratación hecha en abril fue temporal. De los algo más de un millón de contratos registrados el mes pasado, el 90% fueron temporales. Aunque el número de contratos, tanto indefinidos como temporales, cayó respecto al mes anterior, fue mayor la bajada de los primeros.

El 90% de los nuevos contratos hechos en abril fueron temporales

Además, el contrato de fomento del empleo, con una indemnización por despido más barata y cuyo uso era uno de los grandes objetivos de la reforma laboral, cayó un 20,7% respecto a abril del año pasado y un 7,6% en relación al mismo mes del año anterior. Sin embargo, la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, destacó ayer que el uso de esta fórmula ha aumentado un 40% desde la entrada en vigor de la reforma laboral el pasado julio.

La otra nota positiva del mes, el aumento de la afiliación en 81.447 personas ocupadas, estuvo impulsada precisamente por un sector tan estacional como la hostelería. El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, calificó ayer de "enormemente positivos" estas cifras. "Los malos datos, que son inevitables en el primer trimestre de cada año, se están viendo compensados con mucha rapidez por la mejora de la afiliación en todos los sectores de actividad económica", dijo.

Controversia

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se mostró ayer optimista y aseguró que el dato "puede marcar" una tendencia que confirme las previsiones del Ejecutivo de crear empleo neto en la segunda mitad del año. El PP destacó el factor estacional de la bajada. "Tendría su gracia que en el mes de abril no hubieran mejorado los datos de paro registrado", le reprochó el líder del PP, Mariano Rajoy.

Para los sindicatos, los datos muestran el fracaso de la reforma laboral. UGT subraya que los contratos que se firman "son cada vez en mayor proporción de carácter temporal", mientras que CCOO insiste en que la generación de empleo "sólo vendrá propiciada por un crecimiento económico basado en un modelo productivo muy diferente al actual".