Miércoles, 4 de Mayo de 2011

Rubalcaba dice que no se puede identificar a los enterrados en Cuelgamuros

EFE ·04/05/2011 - 18:14h

EFE - El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante su comparecencia esta tarde ante la Comisión Constitucional del Congreso, para informar de las líneas generales de la política de su departamento.

El vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha anunciado hoy en el Congreso que será "prácticamente imposible" identificar los restos de las personas enterradas en la basílica del Valle de los Caídos, donde hay 33.846 cuerpos, a tenor de un informe forense encargado por el Ministerio de Justicia.

Ante la Comisión Constitucional del Congreso, donde ha explicado los pormenores de la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, Rubalcaba ha explicado que en la basílica de Cuelgamuros yacen en columbarios individuales y colectivos los restos de víctimas de "uno y otro lado" en la Guerra Civil, procedentes de 491 traslados llevados a cabo entre 1959 y 1983.

De todas ellas, 21.423 están identificadas y 12.410 figuran en los archivos de Patrimonio Nacional como "desconocidas".

Ha revelado el vicepresidente que ante las demandas de los particulares que han solicitado la exhumación de los restos de sus familiares enterrados en el Valle de los Caídos, Justicia encargó un informe forense cuyas conclusiones indican que la identificación de los restos es de una "complejidad extrema en la práctica".

De hecho, Rubalcaba ha confesado a los diputados que se puede afirmar que "será prácticamente imposible" esta tarea, y ha anunciado que mañana mismo el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, se reunirá con once representantes de familias con víctimas inhumadas en el recinto para informarles personalmente de las "consecuencias" de este informe forense.

Respecto al futuro de este enclave, ha recordado lo que dispone al respecto la Ley de Memoria Histórica, que prohíbe su utilización para exaltar la dictadura franquista o la Guerra Civil, y ha apuntado que se abre una "oportunidad" para que "conserve su condición de lugar de memoria" pero dentro del espíritu de reconciliación y pluralismo que prevé la legislación.

En este sentido, ha anunciado la creación de una comisión de expertos, de acuerdo con los grupos parlamentarios, con el propósito de formular propuestas para el Valle de los Caídos, donde también están enterrados el fundador de la Falange, José Antonio Primo de Rivera, y el dictador Francisco Franco.

Sobre la rehabilitación de la escultura de La Piedad, a los pies de la enorme cruz de la basílica de Cuelgamuros, ha afirmado que ya se ha encontrado una solución para garantizar su seguridad ante los problemas que presentaba.

Tras escuchar al vicepresidente primero, el diputado del PP Jorge Fernández Díaz ha asegurado que su partido está "totalmente de acuerdo" con la propuesta del Gobierno de convertir el Valle de los Caídos en una institución "de reconciliación y no de división".

Ha recordado que el valle se rige por una fundación privada y según la ley no se pueden modificar sus estatutos y normas, si bien ha insistido en que hay "voluntad de consenso" por parte de los populares siempre que se reconozca que es un lugar de culto y un cementerio público en el que la política de cualquier signo debe de quedar "extramuros".

El portavoz de ERC, Joan Ridao, ha valorado el hecho de que no haya habido en el Valle de los Caídos más actos de exaltación de la guerra civil, si bien ha advertido de que "sigue siendo un mausoleo dedicado a Franco y a José Antonio" y no es ni un cementerio civil ni un simple lugar de culto como apuntaba la ley.

El portavoz de CiU en esta comisión, Jordi Xuclá, ha lamentado que no se vaya a poder identificar a los enterrados en Cuelgamuros y se ha referido a los dos sí identificados, en referencia a Franco y José Antonio, para preguntar al vicepresidente si piensa el Gobierno exhumarlos.

Ana Oramas, de Coalición Canaria, ha definido el Valle como un sitio "absolutamente siniestro", que "no tiene arreglo" y "no sugiere reconciliación en ningún caso", y ha rechazado con estas palabras la sugerencia de Rubalcaba de convertirlo en un centro para la memoria que promueva dicha reconciliación.

Nuria Buenaventura, de ICV, ha pedido a Rubalcaba celeridad en las gestiones, de la que el vicepresidente primero ha asegurado tomar nota, y Rubalcaba también ha insistido en que hay que constituir cuanto antes la Comisión de Expertos, además de pedir a los grupos que den sus recomendaciones sobre quiénes la deben integrar.

En su réplica a los grupos, el vicepresidente primero ha asegurado que en el Valle de los Caídos no se hizo una mera prospección, sino un análisis forense exhaustivo que ha llevado a la conclusión de que la identificación es en términos científicos "sencillamente imposible" de abordar.