Miércoles, 4 de Mayo de 2011

Blanco anuncia que la caída de precios de los pisos ha tocado fondo

El ministro viaja a Londres con la intención de vender pisos en zonas turísticas

IÑIGO SÁENZ DE UGARTE ·04/05/2011 - 20:25h

José Blanco dijo en enero de este año que ya era “un momento óptimo” para comprar una vivienda en España. El siguiente paso ha sido salir al extranjero e intentar convencer a inversores y consultores de que la bajada de precios inmobiliarios ha sido pronunciada, contra la versión que aparece en muchos de los artículos de la prensa extranjera.

Blanco estuvo ayer en Londres, junto a la secretaria de Estado de Vivienda, Beatriz Corredor. Visitas similares se harán en las próximas semanas a Francia, Alemania, Holanda, Suecia y Rusia.

“Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, ya se ha producido la mayor parte del ajuste”, explicó Blanco. “Hay una clara tendencia a la estabilización del sector”.

El ministro de Fomento cifró en un 15,4% el descenso de los precios de pisos desde inicios de 2008, o un 20% en términos reales descontada la inflación, pero comentó que la media no describe la realidad de muchas comunidades de España, en especial las zonas turísticas de Andalucía y Comunidad Valenciana.

Los datos del Ministerio indican que la caída es mucho mayor en ciudades como Castellón (37%), Marbella (40%), Estepona (35%) o Calpe (49%).

Corredor llegó a decir en junio de 2008 o febrero de 2010 que ya era un buen momento para comprar un piso en España, y luego fue desmentida por la realidad.

Esta vez, dice Blanco, es diferente porque en 2010 comenzó un cambio de tendencia y aumentaron las transacciones. A finales de ese año, las viviendas por vender eran 687.000, según los datos oficiales.

Blanco negó que las normas de Basilea III vayan a crear otro problema al obligar a los bancos a poner en el mercado miles de los pisos ahora bajo su control. Dijo que lo que los bancos tienen “sobredimensionado” en sus activos es el suelo, no las viviendas.

En la prensa del Reino Unido, han aparecido muchos casos de británicos que compraron casas que luego resultaron estar edificadas de forma ilegal o que nunca se terminaron al ser abandonadas por las promotoras.

Blanco informó que el Registro dela Propiedad incluirá los procesos por posibles ilegalidades de cada vivienda, y que la embajada en Londres facilitará esa información a los británicos.

El ministro admitió que en el pasado el sector había crecido de forma desmesurada en España, pero al hacerlo echó la culpa al Gobierno de Aznar: “Una parte de esto ocurrió por lo que se llamaba el milagro de la economía española, y de aquellos lodos tenemos estas aguas”.

La agencia Standard & Poor anunció ayer que no espera grandes caídas en los precios de España en los próximos 12 o 18 meses, aunque admite que el mercado inmobiliario español “se enfrenta a una recesión prolongada”.