Miércoles, 4 de Mayo de 2011

Jiménez defiende intervenir en Libia para "proteger a la población"

En el Congreso, la ministra de Exteriores explica que España continuará en Afganistán tras la muerte de Bin Laden y valora el pacto entre Al Fatah y Hamás

PUBLICO. ES ·04/05/2011 - 16:59h

La ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, defendió hoy en el Congreso la intervención en Libia, destinada a "proteger a la población de los ataques del regimen", pero consideró que el fin del conflicto pasa por una solución pacífica, por lo que apoyó la mediación de la ONU.

Jiménez, durante una intervención sobre la política española en el Mediterráneo, en la que también trató las reformas en Marruecos, los incidentes en Yemen y pidió al Gobierno sirio que dejase de reprimir a los ciudadanos, aseguró que España ha contribuido con más de cuatro millones de euros en asistencia.

La ministra asistirá el jueves en Roma a la tercera reunión del denominado Grupo de Contacto para Libia, integrado por los 22 países de la coalición. Durante el encuentro se pretende diseñar una hoja de ruta gestionada por las Naciones Unidas con vistas a un alto el fuego que lleve a iniciar un diálogo con los miembros del régimen de Muamar Gadafi, después de que el régimen de Gadafi no haya sido derrotado "con la rapidez que todos esperábamos", ha explicado el jefe de la diplomacia italiana, Franco Frattini.

La reunión, la segunda tras la mantenida en Doha el pasado 1 de abril, al margen de la cumbre de Londres del 29 de marzo (cuando el grupo quedó constituido), se produce después de que Italia anunciara su decisión de sumarse a los bombardeos aliados contra Libia, en respuesta a una petición de participación "más activa" por parte del Consejo Nacional de Transición libio (CNT) y al llamamiento hecho por la OTAN en esta línea.

España continuará en Afganistán

Jiménez también ha comunicado este miércoles en el Congreso que la muerte de Osama Bin Laden no cambiará "en nada" la estrategia de España y de la comunidad internacional en Afganistán contra los insurgentes talibanes. 

Según la titular de Exteriores, hay que mantenerse "muy vigilantes" en la lucha contra el terrorismo internacional a pesar de la desaparición del líder de Al Qaeda. "No va a cambiar en nada la estrategia en Afganistán por el hecho de que se haya matado a Bin Laden. Tenemos que seguir muy vigilantes", ha advertido.

Así, en palabras de Jiménez, es fundamental mantener "la coordinación, la unidad y la coherencia" entre los aliados en Afganistán.

También ha manifestado la importancia de que el proceso de transición y la transferencia de responsabilidades a las autoridades afganas sea un "éxito" para que "la estabilidad y la paz se consolide".

A favor del pacto palestino

En cuanto al pacto sellado este miércoles en El Cairo entre el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás y el jefe de la oficina de política de Hamás, Jaled Meshal, la ministra ha considerado que supone un avance en el conflicto de Oriente Próximo.

Sin embargo, también ha matizado que es necesario verificar si la organización islamista Hamás, administradora de la Franja de Gaza, renuncia de forma efectiva a la violencia. Tras cuatro años de división entre Al Fatah y Hamás, aún catalogado como grupo terrorista por la UE y Estados Unidos, Jiménez ha manifestado la necesidad de comprobar la renuncia a la lucha armada de Hamás y de estudiar el contenido del acuerdo junto con la UE. 

La reconciliación palestina "puede inspirarse en la unidad nacional mostrada por los pueblos tunecino y egipcio" en sus respectivas revoluciones, mientras que ha expresado la conveniencia de evaluar las repercusiones que el pacto con Al Fatah puede tener en el proceso de paz con Israel.

A raíz del acuerdo, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha asegurado que la reconciliación palestina es una "gran victoria para el terrorismo " y que nunca negociará con Hamás, que sigue negando la existencia de Israel.

Mientras tanto, Jiménez ha declarado que es "imprescindible dar pasos positivos para restaurar la paz" en la región, para lo que ha ofrecido la contribución de España, a la vez que ha reiterado su defensa al reconocimiento del Estado palestino.

Para la titular de Exteriores, la UE debería apoyarlo de manera coordinada, al tiempo que se impulsan las negociaciones entre Israel y la ANP para que el reconocimiento del nuevo estado "tenga efectos prácticos en las relaciones entre ambos países", mientras que el portavoz de Exteriores del PP, Gustavo de Arístegui, ha convenido en respaldar el Estado palestino, siempre que se garantice la seguridad del de Israel: "No hay uno sin el otro", ha apuntado.

Así, cuando continúan las revueltas en el mundo árabe, la ministra ha hecho hincapié en que 2011 es un "año clave" y en que la ola de cambios en el mundo árabe suponen una "oportunidad histórica" para lograr avances definitivos en el conflicto.

Noticias Relacionadas