Miércoles, 4 de Mayo de 2011

Desarticulado un grupo que introducía hachís por vía marítima desde Marruecos

EFE ·04/05/2011 - 16:35h

EFE - Fotografía facilitada por la Guardia Civil que muestra un velero intervenido en una operación desarrollada en Cataluña y en la Comunitat Valenciana en la que se ha desarticulado un grupo que introducía hachís en España por vía marítima desde Marruecos, que se ha saldado con la detención de 17 personas y se han aprehendido más de 1.200 kilos de esta droga.

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo que introducía hachís en España por vía marítima desde Marruecos, en una operación desarrollada en Cataluña y en la Comunitat Valenciana en la que han sido detenidas 17 personas y se han intervenido más de 1.200 kilos de esta droga y un velero.

La banda usaba embarcaciones de recreo para transportar la droga hasta España y después la llevaba a Holanda en camiones de gran tonelaje, han informado hoy fuentes de la Guardia Civil en una nota.

Los investigadores han estimado en más de 2,5 millones de euros el valor de la infraestructura utilizada por la red y de los efectos aprehendidos.

La operación, denominada 'Ruro', se ha saldado con el arresto de diecisiete personas, ocho de ellas en la provincia alicantina, siete en la de Girona, una en la de Barcelona y otra en la de Valencia.

Con anterioridad a estas detenciones, la organización intentó trasladar un alijo con el mismo 'modus operandi', pero debido a las inclemencias meteorológicas no pudo llevarlo a cabo e, incluso, tuvieron que ser rescatados los tripulantes de la embarcación de recreo empleada por la banda.

La banda alquilaba en España pequeñas embarcaciones de recreo, tipo velero, con la finalidad de pasar desapercibida la actividad delictiva de la organización.

Una vez alquiladas, los delincuentes se dirigían hacia las costas de Marruecos, donde se hacía el transbordo de la droga desde otra embarcación.

El hachís era luego trasladado al litoral de Cataluña, donde de nuevo era transportado en embarcaciones pesqueras para llevar el alijo hasta el puerto.

Una vez en tierra, el grupo usaba camiones de gran tonelaje para transportar la droga por carretera hasta Holanda.

La Guardia Civil, que llevaba algún tiempo siguiendo a los presuntos miembros de la banda, detuvo el pasado 30 de abril en Sant Andreu de la Barca (Barcelona) al conductor de uno de los camiones, en cuya carga fueron hallados 1.230 kilogramos de hachís.

Ese mismo día fueron también apresadas otras catorce personas, siete de ellas en Alicante y las siete restantes en la provincia de Girona, donde, además, los agentes intervinieron tres vehículos y un velero, éste en el puerto de la localidad de Rosas.

Un día después, la Guardia Civil capturó a dos personas más, una de ellas en Ribarroja del Turia (Valencia) y otra en Elche (Alicante).

Además de la droga y la embarcación de recreo, se han intervenido un camión con semiremolque, tres vehículos, teléfonos vía satélite y otros terminales telefónicos.

Las investigaciones han durado más de dos meses y en ella han participado la Guardia Civil de las provincias de Girona, Barcelona, Almería, Cantabria, Baleares y Valencia, así como el Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO) y enlaces policiales de Marruecos, Bélgica y Holanda.

La operación ha estado dirigida por los juzgados de Instrucción números 2 y 3 de Dénia (Alicante), y los detenidos han sido puestos a disposición judicial.