Miércoles, 4 de Mayo de 2011

Tasas de asma EEUU aumentan pero los motivos no son claros: CDC

Reuters ·04/05/2011 - 14:33h

Por Julie Steenhuysen

Unos 25 millones de estadounidenses padecen asma, una estadística que está creciendo pese a los esfuerzos por controlar los disparadores clave de la enfermedad, como fumar en lugares cerrados, informaron investigadores del Gobierno.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés), 4,3 millones de personas más fueron diagnosticadas con asma entre el 2001 y el 2009. La enfermedad crónica causa sibilancias, presión en el pecho, tos y falta de aire.

"Pese al hecho de que la calidad del aire ha mejorado -hemos reducido dos disparadores comunes del asma: el tabaquismo pasivo y el tabaquismo en general- el asma está aumentando", indicó en un comunicado Paul Garbe, jefe del área de contaminación del aire y salud respiratoria de los CDC.

"Aunque no sabemos la causa del incremento, nuestra máxima prioridad es hacer que las personas logren manejar mejor sus síntomas", añadió.

Los diagnósticos de asma treparon en todos los grupos demográficos entre el 2001 y el 2009, aunque los niños fueron los más afectados. En ese lapso, el asma afectó a un 9,6 por ciento de los chicos, comparado con un 7,7 por ciento de los adultos estadounidenses.

El mayor aumento en las tasas de asma se registró entre los niños negros, con casi un 50 por ciento de incremento desde el 2001 hasta el 2009. El 17 por ciento de los niños negros no hispanos tenían asma en el 2009, la mayor tasa entre todos los grupos raciales o étnicos.

"El asma es una enfermedad de por vida grave, que desafortunadamente causa miles de muertes cada año y suma miles de millones a nuestros costos nacionales en atención médica", expresó el director de los CDC, doctor Thomas Frieden, en un comunicado.

"Tenemos que hacer un mejor trabajo para educar a las personas sobre el manejo de sus síntomas y sobre cómo usar correctamente las medicinas para controlar el asma y así poder vivir una vida más productiva y prolongada mientras se ahorran costos en asistencia sanitaria", agregó Frieden.

Las personas con asma pueden controlar los síntomas y prevenir ataques evitando disparadores como la contaminación y usando fármacos, como los corticosteroides inhalables.

El costo de tratar el asma aumentó alrededor de un 6 por ciento, a 56.000 millones de dólares en el 2007, desde los 53.000 millones del 2002, según las estadísticas más recientes. Para los pacientes, eso equivale a unos 3.300 dólares anuales.

Los disparadores del asma suelen ser ambientales, como el humo de tabaco, el moho, la contaminación del aire e infecciones ligadas a la gripe, síntomas de resfrío y otros virus.