Miércoles, 4 de Mayo de 2011

Riccardo Muti, el director de las más prestigiosas orquestas del mundo

Chicago, Filadelfia, Múnich, Viena, Berlín o Viena. Son algunos de los grandes escenarios donde el Príncipe de Asturias de las Artes 2011 ha triunfado.  

PUBLICO.ES ·04/05/2011 - 13:51h

EFE - Riccardo Muti, galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2011

Riccardo Muti nació en Nápoles el 28 de julio de 1941. Su padre era aficionado a la música, aunque médico de profesión, mientras que su madre era una cantante lírica. Su formación musical se centra en el Conservatorio de Nápoles, donde se forma en esta disciplina.

Discípulo de Antonino Votto, para más tarde serlo también de Nino Rota, el joven Muti se convertirá en el primer italiano en hacerse con el prestigioso Premio Guido Cantelli, que reconoce el trabajo de los jóvenes directores.

Su trayectoria profesional es amplia, ya que ha recorrido medio mundo haciendo lo que mejor se le da, dirigir festivales y orquestas de gran reconocimiento global.

Así, Muti ha estado a la cabeza de algunas de las mejores orquestas del mundo como, el Maggio Musicale Fiorentino, de 1968 a 1980, la Londinense Orquesta Philarmonia, a partir de 1972, la Orquesta de Filadelfia, de 1980 a 1992 o la Orquesta del Teatro La Scala, desde 1987. Ha trabajado regularmente con teatros de ópera de ciudades como Filadelfia, Múnich, Viena o Londres.

Actualmente está al frente de la Orquesta Sinfónica de Chicago Además, ha sido invitado regularmente por la Filarmónica de Berlín y la de Viena, así como por el Festival de Salzburgo desde 1971, donde se reconoce su labor con óperas de Mozart.

Lo personal tuvo una confluencia con lo profesional en la vida de Muti, ya que en 1969, durante el Festival Ravena, conoció a su mujer, Cristina Mazzavillani, fundadora del mismo, con la que tuvo tres hijos.

Destacan en su trayectoria la genial adaptación de algunas de las óperas de más renombre, como La Traviata, de Verdi, Macbeth, Nabucco, Otelo, Requiem, junto a Luciano Pavarotti o la grabación de Aída, con Montserrat Caballé y Plácido Domingo.

En 2006 se le encargó dirigir la ópera La Flauta Mágica en el Festival de Salzburgo, considerado su versión como una de las mejores de la historia. En el año 2010 debutó en el Metropolitan Opera de Nueva York con Attila, de Verdi. Actualmente está al frente de la Orquesta Sinfónica de Chicago.

Entre los reconocimientos a este director se encuentra el galardón en el año 2000 del Premio de la Fundación Wolf de las Artes de Jerusálen. Además, Muti es miembro honorario de la Royal Academy of Music y ha sido condecorado con la Orden al Mérito de la República Italiana en 1990 y con la Legión de Honor francesa el 4 de junio de 2010. Ahora, además, es el nuevo Premio Príncipe de Asturias de las Artes

Noticias Relacionadas