Martes, 15 de Enero de 2008

España cambia de hábitos turísticos

El Gobierno niega que el sector atraviese una situación complicada y pronostica una inversión de 5.158 millones de inversión compartida hasta 2012 para seguir los puntos del Plan Turismo 2020

A.T. ·15/01/2008 - 20:26h

Ni coyuntura económica, ni euribor, ni mucho menos crisis. Simplemente cambios en el modelo. El Gobierno no comparte la negativa visión que dio el lunes Exceltur, la alianza de empresas turísticas y aerolíneas, sobre el futuro del sector. Las familias españolas ya no quieren alquilar un apartamento en verano y replicar en la playa el esquema familiar del resto del año. Hablando en plata, las mujeres se han cansado de seguir ancladas a las tareas domésticas en vacaciones y prefieren acortar la estancia a cambio de disfrutar de un hotel.

Es sólo un ejemplo de los que dio ayer el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, sobre las variaciones que ha experimentado ese motor de la economía española llamado turismo. Hay cambios y hay que adaptarse a ellos, pero el sector turístico español no atraviesa dificultades. Así lo ven al menos desde Industria, que presentó ayer los detalles del plan Turismo 2020.

"La moda es volver al hotel", comentó Clos. El apartamento ha dejado de gustarle como antes a las familias españolas y tampoco le gusta al sector, porque se contrata mucho por Internet eliminando el negocio de los intermediarios.
Otro de los factores que ha modificado la forma de hacer vacaciones son las compañías aéreas de bajo coste y el alto número de destinos a que llegan actualmente, lo que permite dividir el periodo de vacaciones entre varios destinos, en lugar de limitarse a uno.

La consecuencia de todos estos cambios es que las estancias se acortan. Pero al mismo tiempo, aseguró el secretario de Estado de Turismo, Pedro Mejía, se ha incrementado por primera vez en 2007 el ingreso medio diario por turista.

Mejía cree que el sector turístico privado en España está sabiendo adaptarse al cambio al mismo tiempo que se comprometen importantes inversiones en el exterior. Clos puso como ejemplo de la adaptación a los cambios y de nuevas líneas de negocio que ha abierto el sector privado, la construcción de hoteles urbanos.

Mejía, aunque reconoció que la previsión para 2008 no puede ser ajena a la coyuntura económica, pronosticó que el crecimiento estaría en el entorno del 2%.

Para colaborar con la adaptación del sector, desde Industria se han definido diez puntos dentro del Plan 2020 que incluyen desde rutas turísticas experimentales a planes para diseñar espacios de sostenibilidad turística que se conviertan en referente a nivel mundial, pasando por la promoción del logo de Miró que cumple ahora 25 años.

5.158 millones hasta 2012

Desde la Secretaría de Estado de Turismo, dependiente de Industria, calculan que la inversión necesaria para cumplir con el plan Turismo 2020 en los primeros cinco años de vida (2008-2012) será de 5.158 millones de euros, de los que la propia Secretaría aportaría 1.761 millones. El resto correspondería a otros ministerios, como el de Medioambiente, a las comunidades autónomas, los ayuntamientos y el sector privado.

De los diferentes puntos que se han definido ya para el plan, el que necesita de un mayor esfuerzo inversor es el de lograr una visión integral de la sostenibilidad turística. Se quiere elevar el nivel de calidad de los destinos turísticos españoles, para que el deterioro no lleve a la masificación. Se han seleccionado tres puntos geográficos para (Playa de Palma, Costa del Sol Occidental y San Bartolomé de Tirajana) como referencia, pero no serán los únicos.

Del total pronosticado para sostenibilidad, Industria considera que aportará unos mil millones. Por parte de la Administración Central podrían añadirse 600 millones de Medioambiente y el resto de las comunidades autónomas, ayuntamientos y el sector privado.

Noticias Relacionadas