Miércoles, 4 de Mayo de 2011

Sócrates anuncia un "buen acuerdo" para el rescate luso

El primer ministro garantiza que no se tocarán los sueldos de los funcionarios

MARIO DUJISIN / AGENCIAS ·04/05/2011 - 00:30h

Fin del suspense. El primer ministro portugués, José Sócrates, anunció anoche que ha llegado a "un buen acuerdo" para el rescate financiero de su país, que no exigirá, aseguró, grandes sacrificios sociales, aunque sí una drástica reducción del déficit público, que actualmente asciende al 9,1% del PIB y que deberá caer este año al 5,9% (en lugar del 4,6% previsto inicialmente); al 4,5% en 2012 y al 3% en 2013.

En un breve discurso televisado, Sócrates negó que la ayuda, con un horizonte temporal de tres años y coordinada por una misión de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), esté condicionada a despidos de funcionarios, eliminación de pagas extraordinarias y vacaciones o nuevas reducciones de salarios públicos y pensiones.

Sólo las pensiones más altas (más de 1.500 euros al mes) sufrirán recortes, tal y como establecía el plan original de Sócrates. "Vamos a superar esta crisis", dijo el primer ministro socialista, que anunció en marzo su dimisión después de que el Parlamento rechazase su plan de austeridad. Su salida ha derivado en la convocatoria de elecciones anticipadas, previstas para el 5 de junio.

El déficit público deberá pasar
del 9,1% actual al 3% en 2013

Sócrates no detalló el importe de la ayuda. Según la edición digital del diario lisboeta Público, esta ascenderá a 78.000 millones de euros, en la franja media del importe que se había barajado (entre 60.000 y 110.000 millones de euros).

Durante las negociaciones, el FMI se había mostrado partidario de una ayuda más pequeña y de plazos más amplios para devolver el préstamo, de forma que el crecimiento luso no se resintiera en exceso; los representantes de Bruselas, en cambio, se mostraban menos flexibles en ese terreno y abogaban por primar los criterios financieros sobre los económicos.

El equipo de técnicos de Bruselas, el BCE y el FMI que trabaja sobre el terreno en Lisboa deberá hacer públicos en los próximos días los términos del rescate, acordado tras reunirse con representantes del Gobierno interino y de la oposición. Portugal se convertirá de esta forma en el tercer país de la zona del euro, tras Grecia
e Irlanda, en recibir este tipo de auxilio.

Sin detalles

Sólo las pensiones superiores a los 1.500 euros al mes sufrirán recortes

Sócrates dijo anoche que hasta que no hable con el resto de partidos políticos no podrá dar detalles de los términos del acuerdo. Los grupos de oposición de izquierda, que representan un quinto de los votos del Parlamento y que no han aceptado reunirse con los responsables del FMI, Bruselas y el BCE, han calificado de "farsa" la negociación con el Gobierno.

Por su parte, el expresidente socialista y padre de la democracia lusa, Mario Soares, reconoció ayer, antes de anunciarse el rescate, que su país "no tiene gran margen de maniobra", aunque recomendó no aceptar las recetas de la troika de forma "sumisa y sin discusión".