Miércoles, 4 de Mayo de 2011

Los médicos de familia ven innecesarias el 30% de sus consultas

Tareas burocráticas como expedir justificantes, recetas o renovar partes de baja y "pequeñas dolencias" son algunas de las causas de estas consultas prescindibles

ANTONIO GONZÁLEZ ·04/05/2011 - 08:00h

Los médicos de primaria llevan mucho tiempo quejándose de la sobrecarga asistencial. Parte de esta presión excesiva, que afecta a nueve de cada diez profesionales, se debe al aumento y envejecimiento de la población. Pero los médicos se quejan también de otros factores, como las labores burocráticas y la atención de casos que por su escasa importancia, según ellos, no merecerían una visita al facultativo.

Estos facultativos consideran "innecesarias" el 28,9% de las consultas que realizan al día, según una encuesta entre 1.500 médicos de cabecera de toda España realizada por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen). Tareas burocráticas como expedir justificantes, recetas o renovar partes de baja, solicitudes inapropiadas de cita con especialistas y "pequeñas dolencias" son algunas de las causas de estas consultas prescindibles para estos médicos, según explica el coordinador de la encuesta, Ignacio Cantero. En cuanto a la burocracia, el 95% quiere verse libre de estas tareas y siete de cada diez aboga por que otros profesionales se ocupen de las mismas.

Al mismo tiempo, una amplia mayoría de encuestados (el 86%) están a favor de la implantación de "alguna forma de copago", como una aportación por acto médico o un ticket moderador que obligue al paciente a desembolsar una pequeña cantidad por cada consulta innecesaria. El presidente de Semergen, Julio Zarco, recuerda que esta sociedad está en contra del copago y cree que este dato se debe a la opinión generalizada entre los médicos de que debe haber "herramientas" que reduzcan el "uso no adecuado" de la sanidad.

Desde la sociedad de médicos de primaria con más asociados, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), el doctor Pascual Solanas afirma que, pese a que en primera instancia sea fácil pensar en el copago, la evidencia científica demuestra que se trata de una medida que no reduce la demanda asistencial ni supone menos gasto sanitario a largo plazo. Sin embargo, sí se puede traducir en mayores tasas de mortalidad en determinados colectivos de pacientes.

El copago también es visto como una amenaza por los colectivos sociales. A modo de muestra varias plataformas como la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad Pública de Madrid, Matusalén y Soy Pública han convocado una manifestación para mañana jueves en Madrid contra la privatización de la sanidad y la educación en la comunidad gobernada por Esperanza Aguirre y la implantación del copago.

Los actores Willie Toledo y Alberto San Juan, entre otros, colaboran en la iniciativa y han realizado unos vídeos que ya pueden verse en una página web (www.casmadrid.org).