Miércoles, 4 de Mayo de 2011

Zapatero dice que el 22-M está en juego la igualdad

El presidente destaca que Rajoy "está inédito" en este ámbito

G. LÓPEZ ALBA ·04/05/2011 - 06:00h

El presidente del Gobierno, durante el acto que celebró ayer con candidatas del PSOE. - MARTA JARA

José Luis Rodríguez Zapatero tuvo ayer un auditorio electoral entregado, no porque fuera de socialistas, que sí, sino sobre todo porque era de mujeres, socialistas. Y es que, al menos a ojos de estas, se trata del "mayor feminista".

Si hay un ámbito de actuación en el que el presidente del Gobierno no tendrá que esperar al paso del tiempo para obtener un juicio justo, será en el de la lucha a favor de la igualdad, según destacó la ministra del ramo, Leire Pajín, para quien Zapatero ha sido "el mejor cómplice" de las mujeres y "el presidente de la igualdad".

Con tales divisas, y en un acto programado para realzar el papel de las mujeres en las candidaturas del PSOE, el discurso de Zapatero no podía tener otro eje, aunque lo subrayó como decisivo en la rueda del bienestar. "Si estas elecciones son para algo, es para defender el Estado de bienestar y las políticas de igualdad", dijo pensando en las competencias de las comunidades autónomas.

Zapatero reivindicó que el PSOE es el partido que ha "liderado los principales avances en favor de la igualdad", desde la primera ley que salió de sus gobiernos contra la violencia de género hasta alguna otra de fuerte impacto para avanzar en ese camino, aunque no lo parezca la ley de ayuda a las personas dependientes. Y eso sin olvidar la que, según dijo, le proporciona al término de casi todo acto público gestos de agradecimiento "con la sonrisa cómplice" de alguno de sus beneficiarios la que legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El presidente puso en contraste esta "hoja de servicios" con la del PP y la de Mariano Rajoy, para concluir que, en esta materia, el líder de la oposición "está inédito", y su partido puede reivindicar "poco" en términos históricos y "nada" en tiempo presente, pues los avances se han hecho "sin el apoyo del PP".

Los socialistas proclaman su apoyo a "las familias monomarentales"

Con la reivindicación de su legado pesando más en los discursos que el diseño de un futuro que él ya no pilotará como le viene ocurriendo desde que anunció que no volverá a ser candidato en 2012, buscó espacios para la acción que no admite esperas. Así, ayer llamó al conjunto de los ciudadanos, sin distinción de género, a ser "beligerantes" y erigirse en "murallas y baluartes" contra "cualquier rasgo machista", pero muy especialmente contra la violencia de género.

El presidente destacó como un "compromiso básico" del PSOE para las elecciones municipales y autonómicas la generalización de la educación infantil hasta los 3 años, algo en lo que "aún queda un buen trecho por recorrer". También está iniciativa tiene que ver con la defensa de la igualdad porque, según destacó, "no hay igualdad sin educación". Para dar prueba de esta conciencia y de aquel compromiso, en "la primera línea" prácticamente monopolizada por mujeres se hizo un hueco destacado al ministro de Educación, Ángel Gabilondo.

Aunque sin un compromiso concreto de aprobación definitiva, recordó que el Consejo de Ministros ya ha aprobado el anteproyecto de ley de igualdad de trato y no discriminación. "Va a completar todo nuestro ordenamiento en defensa de la igualdad", señaló el jefe del Ejecutivo, aunque este texto difícilmente podrá cumplir todos los trámites parlamentarios antes de que se acabe la legislatura.

Prostitución

También bosquejó ideas que, a su juicio, debieran estar en la agenda de futuro del PSOE. En este punto, se mostró partidario de "volcar todos los esfuerzos" en la lucha contra la trata de mujeres con fines de explotación sexual, "sea más políticamente conveniente o inconveniente".

Con carácter general, sostuvo que los avances en igualdad de género deben alcanzar tres aspectos: la contratación, los salarios "Hemos reducido la brecha del 30 al 20%, pero sigue siendo inaceptable" y la representación.

Si de algo pareció especialmente satisfecho fue de haber implantando el permiso de paternidad, al que se han acogido 1,1 millones de españoles. "Podremos tener restricciones presupuestarias más o menos graves, pero hay cosas que no pueden retroceder, porque son de las cosas que más cambian a un país", argumentó.

Familias "monomarentales"

Entre los compromisos del PSOE para el 22-M que se recordaron ayer, destaca el de apoyo a las familias "monomarentales", una expresión que llamó la atención por ser de nuevo cuño en los discursos políticos.

No fue de nuevo cuño, pero tampoco afortunado el resultado, el formato del acto, con dos presentadores profesionales dirigiéndose a las candidatas como si fueran participantes en un concurso: "¡Atención, la pregunta! ¿Para qué quieres ganar las elecciones?".