Martes, 3 de Mayo de 2011

EEUU acusa a Deutsche Bank de engañarle con sus hipotecas

Denuncia al banco alemán por "años de prácticas imprudentes"

AGENCIAS ·03/05/2011 - 23:00h

La Administración estadounidense ha presentado ante un tribunal federal de Manhattan una demanda civil contra Deutsche Bank y su filial MortgageIT por "años de prácticas imprudentes en la concesión de préstamos", así como por ocultar información sobre la calidad de sus créditos hipotecarios para optar a un programa de garantías del Gobierno y beneficiarse de una posible venta de los préstamos. Las autoridades de EEUU, que acusan al mayor banco de Alemania de "mentir repetidamente", buscan una compensación por el triple de los daños causados (pasados y futuros) y que previsiblemente superará los 1.000 millones de dólares (más de 675 millones de dólares).

Según The Wall Street Journal, Deutsche Bank y su filial se esforzaban por generar hipotecas garantizadas por la Administración Federal de Vivienda (FHA, por sus siglas en inglés) tan rápidamente como fuera posible para revenderlas a otros inversores. Al mismo tiempo, "contaban con escasos incentivos para invertir recursos en asegurar la calidad de las hipotecas", por lo que certificaban falsamente la solvencia de los solicitantes de esos créditos y luego se lucraban con su reventa.

Una filial del banco falseó datos para tener acceso a ayudas públicas

MortgageIT, adquirida por Deutsche Bank en enero de 2007, recibió ayudas de la FHA para 39.000 créditos desde 1999. De esa cifra, 12.500 resultaron fallidos. "Mientras Deutsche Bank y MorgageIT se lucraban con la reventa de esos créditos con garantía pública, miles de hogares estadounidenses se han enfrentado a desahucios y el Gobierno ha tenido que desembolsar cientos de millones", según la demanda.

La denuncia es un nuevo paso en la ofensiva de la Administración estadounidense contra las malas prácticas del sector financiero. El mes pasado, una comisión del Senado encargada de investigar la actividad de Goldman Sachs durante la crisis de las hipotecas basura determinó, tras dos años de investigación, que el banco de inversión se benefició de la situación al apostar en contra de las hipotecas basura que ofrecía como producto de inversión a sus propios clientes.