Martes, 3 de Mayo de 2011

Israel aprovecha la operación para atacar a los palestinos

Netanyahu insta a Abás a romper el acuerdo interpalestino que se firmará este miércoles en El Cairo

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·03/05/2011 - 22:00h

El primer ministro de Israel, Benyamín Netanyahu, no ha dejado pasar la oportunidad que le ha brindado el asesinato de Osama bin Laden para atacar a los palestinos y para instar al presidente Mahmud Abás a romper el acuerdo que este miércoles se firmará en El Cairo entre todos los grupos palestinos, incluido el islamista Hamás.

"El acuerdo entre Mahmud Abás y Hamás representa un duro golpe para el proceso de paz", dijo Netanyahu, aunque él mismo se ha convertido en el gran enemigo del proceso de paz al negarse a congelar la construcción en las florecientes colonias israelíes que hay en los territorios ocupados.

"¿Cómo puede alcanzarse la paz con un Gobierno cuya mitad llama a la destrucción de Israel e incluso elogia al asesino de masas Osama bin Laden?", preguntó Netanyahu. En Israel, varios políticos de la coalición han insistido en que no se puede ni se debe negociar con los palestinos, tanto antes como después del acuerdo entre Fatah y Hamás que los egipcios anunciaron la semana pasada.

Israel fue informado de la operación de Pakistán media hora antes de que el presidente de EEUU, Barack Obama, hiciera público el asesinato. Más tarde, Netanyahu llamó a Obama para felicitarlo, aunque los dos políticos mantienen unas relaciones bastante frías. Netanyahu viajará a Washington este mes para hablar ante el lobby israelí AIPAC y delante de congresistas y senadores, así como para reunirse con Obama.

En la conversación telefónica, Netanyahu le dijo que con el asesinato de Bin Laden EEUU envía un mensaje de su determinación para luchar contra el terrorismo. Israel considera que Bin Laden y la resistencia palestina entran en el mismo paquete de "terrorismo", y ve de lo más natural expropiar las tierras palestinas en las zonas ocupadas y enviar colonos a Jerusalén oriental y a Cisjordania.

Por su parte, el primer ministro de Hamás en Gaza, Ismail Hanniya, pidió a Alá que sea clemente con Bin Laden, que era "un creyente auténtico y un mártir". La posición de Hamas chocó con la de Abás, quien felicitó a EEUU por la operación. Entre la población palestina hubo un pequeño sector que se identificó con el líder de Al Qaeda al considerar que los enemigos de sus enemigos son sus amigos.