Martes, 3 de Mayo de 2011

Zapatero garantiza su "profundo respeto" al Supremo y al Constitucional ante Bildu

EFE ·03/05/2011 - 17:10h

EFE - El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante su intervención en el acto de firma de un convenio con el presidente de la Fundación "La Caixa", Isidro Fainé, para impulsar un programa dirigido a los internos en centros penitenciarios que cumplen la parte final de su condena.

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha rechazado hoy especular sobre el futuro de Bildu porque, ha advertido al PNV, el Gobierno debe mantener "un profundo respeto" a las decisiones de los órganos jurisdiccionales, "a las que se han producido y a las que se tengan que producir".

Zapatero ha respondido con estas palabras en el pleno del Senado al parlamentario vasco Iñaki Anasagasti, quien ha aprovechado una pregunta sobre política exterior e Iberoamérica para pedir que Bildu pueda presentarse a las elecciones del 22 de mayo al considerar que se ha cumplido "a rajatabla" la ley de partidos.

Ante sus manifestaciones, Zapatero le ha recordado que "el Pisuerga pasa por donde pasa" y enseguida se ha remitido a las relaciones iberoamericanas, pero antes ha querido dejar claro el respeto del Gobierno al Tribunal Supremo y al Constitucional.

"Creo que ésa es la lógica actitud del Gobierno y, en el caso del presidente, aun todavía mucho más obligada", ha recalcado.

Anasagasti ha reconocido que su pregunta de política exterior no venía muy a cuenta "con lo que está cayendo" y ha reconocido que le correspondería preguntar "por qué Bildu no puede presentarse a las elecciones, como ha dicho el lehendakari López, haciendo hincapié en que Eusko Alkartasuna y Alternatiba son partidos democráticos".

Ante la lacónica respuesta de Zapatero, ha recurrido a un dicho de Venezuela, de donde es oriundo: "el niño que es llorón y la madre que lo pellizca, es decir, si usted mete hidrógeno y oxígeno siempre sale agua; si el Gobierno llega a un pacto con quien sea, pues evidentemente sale lo que ha salido en el Tribunal Supremo".

A su juicio, "no es la mejor manera para normalizar una situación, sobre todo cuando se ha cumplido a rajatabla la ley de partidos políticos".