Martes, 3 de Mayo de 2011

PSE/EE tacha de "oportunista" la reacción del PNV por la anulación de Bildu

EFE ·03/05/2011 - 13:26h

EFE - El secretario general de los Socialistas Vascos y Lehendakari, Patxi López. EFE/Archivo

El PSE/EE de Euskadi ha tachado hoy de "oportunismo político elevado a la enésima potencia" la reacción del PNV de suspender "toda colaboración y apoyo" parlamentario al Gobierno de España por la anulación por el Tribunal Supremo de las candidaturas de Bildu.

El portavoz de este partido, Jose Antonio Pastor, ha opinado hoy de esta manera en Erandio (Vizcaya) a la decisión del PNV, adoptada ayer por su consejo nacional, tras conocer la sentencia del Supremo en la que rechaza las candidaturas de Bildu por considerar a esta coalición "un cauce simulado y fraudulento para soslayar la ilegalización" de Batasuna y permitir a ETA volver a las instituciones.

Pastor, quien ha participado en la presentación de la candidatura socialista al Ayuntamiento de dicha localidad vizcaína, ha acusado durante su intervención al PNV de "jugar, como siempre, con dos barajas".

"Por un lado tienen más miedo que vergüenza a que Bildu esté en estas elecciones, porque les pueden disputar la hegemonía del nacionalismo, y, por otro, se ponen al frente de la manifestación a favor de Bildu, para ver si así consigue captar su electorado", ha explicado.

"De esta forma -ha agregado-, si el Tribunal Constitucional permite las listas de Bildu, dirá que ha sido gracias al aviso que le ha dado a Zapatero y se intentará mostrar como un salvador nacional, y si no las permite, se sentirá legitimado para pedir el voto de todos los abertzales".

"Eso es oportunismo elevado a la enésima potencia; el oportunismo partidista conque el PNV trata siempre los problemas del país", ha sentenciado.

El portavoz de los socialistas vascos ha considerado también "intolerables" las descalificaciones del presidente del PNV al Tribunal Supremo y el intento de responsabilizar al Gobierno de España de lo que deciden los tribunales de Justicia, lo que a su juicio constituye "un chantaje" al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero.