Viernes, 6 de Mayo de 2011

El 'gozoso' secreto de Malta

La verde islita del archipiélago lo tiene todo para triunfar: una naturaleza intacta, sitios arqueológicos, antiguos templos, una ciudadela medieval, una floreciente vida cultural... Afortunadamente, pocos lo saben.

PÚBLICO ·06/05/2011 - 08:14h

El enorme arco de piedra que atraviesa el mar abierto conocido como la Ventana Azul.

Cuando se viaja a Malta se esperan múltiples estímulos que provienen de su geografía y de su milenaria historia, quizás una de las más antiguas del mundo. Y uno de los más notables es Ggantija, un conjunto de dos templos megalíticos que sorprenden por su tamaño y buen estado de conservación y se localizan en el norte de Gozo, una de las tres islas que conforman el país. Datado entre el 3.600 y 2.500 a.C, este maravilloso sitio arqueológico no solo es más antiguo que otras construcciones megalíticas similares, como Stonehenge, su logro es haber sobrevivido a lo largo de los siglos sin haber sido demolida, enterrada o saqueada. Como en estos templos se encontraron restos de figuras que parecían representar la fertilidad, se tiende a hacer la asociación con este culto. La etimología, sin embargo, no ayuda a esclarecer dicha teoría, pues hace únicamente mención a la magnitud de la construcción (las torres gigantes).

La Ventana Azul está formada por dos gigantescas columnas de roca coronadas por una inmensa cornisa que se abre al Mare Nostrum

En Gozo es común escuchar que todos los caminos llevan a Rabat -también conocida como Victoria- y es en esta coqueta ciudad que ejerce de capital donde se puede encontrar una soberbia ciudadela que es visible desde casi toda la isla. Aunque se sabe que la colina en la que se levanta ha sido habitada desde el Neolítico, la ciudadela debe sus raíces a la época medieval tardía. Durante siglos, fue un santuario que servía de resguardo de los ataques de corsarios berberiscos y sarracenos, que, en varias ocasiones, tomaron a su población y la sometieron a la esclavitud. Hasta 1637 se solicitaba a la población de Gozo pasar la noche en la Ciudadela por su propia seguridad; hasta que, en tiempos más pacíficos, esta restricción fue levantada y la gente se instaló fuera de las murallas.

Victoria no es sólo el corazón geográfico de Gozo, sino es también el centro de la actividad cotidiana. Se las arregla para combinar el ajetreo de su mercado y tiendas con un ambiente relajado y sociable. Entre sus estrechas y sinuosas calles se encuentra de todo, desde deliciosos productos frescos, quesos y vinos, hasta antigüedades, artesanía y redes de pesca. La ciudad también cuenta con una floreciente vida cultural con algunas sorprendentes atracciones que van desde la ópera hasta las carreras de caballos en la calle principal.

Pero como no todo iba a ser historia y arte, si por algo encandila al viajero Gozo es por sus rocosas calas desiertas al fondo de un acantilado, por sus bahías de color azul turquesa, por sus evocadores grutas paraíso para los submarinistas, pero, sobre todo, por formaciones rocosas como Fungus Rock y la Ventana Azul, todo un espectáculo de la naturaleza. Son dos gigantescas columnas de roca, coronadas por una inmensa cornisa rocosa con una longitud de 100 metros y una altura de 20 metros, que abren la ventana al bello Mare Nostrum.

Más información
Turismo de Malta