Martes, 3 de Mayo de 2011

El PNV acuerda con Zapatero darse "un margen de confianza"

Los nacionalistas vascos matizan la suspensión de relaciones con el Gobierno mientras el PSE les acusa de "jugar a dos barajas"

PUBLICO.ES / EFE ·03/05/2011 - 12:36h

En una sola mañana, la de este martes, el PNV ha transitado del blanco al negro. Después de anunciar la suspensión de la relación con el Gobierno por su apoyo a la ilegalización de Bildu, después de que su presidente en Vizcaya, Andoni Ortuzar, advirtiera al Gobierno español que "tiene que aclararse y elegir entre el PP y el PNV en materia de pacificación y normalización política", después de que su portavoz en el Congreso, Josu Erkoreka, pusiera más que en duda su apoyo a los Presupuestos del año que viene... 

Después de todo eso, el líder del PNV, Iñigo Urkullu, ha hablado con el presidente del Gobierno sobre la decisión del Tribunal Supremo de anular las candidaturas de Bildu y, según su portavoz parlamentario, Josu Erkoreka, han adquirido un "cierto compromiso para darnos un tiempo, un margen de confianza" de cara al futuro.

Erkoreka reveló tras la Junta de Portavoces del Congreso que dirigentes del PNV han mantenido conversaciones con el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, y también con Rodríguez Zapatero.

"De esas conversaciones ha derivado un cierto compromiso para darnos un tiempo, un margen de confianza, esperar acontecimientos, ver cómo se pronuncia el Tribunal Constitucional y a partir de ahí retomar unas conversaciones para recuperar una sintonía que en este caso no se ha dado", manifestó el portavoz a los periodistas.

Erkorekainsistiño  por un lado en que sus reproches no se dirigen al Supremo, por poco que le guste su decisión al PNV, sino al Ejecutivo, por la "beligerencia" que ha demostrado contra Bildu, antes de que se dictara la sentencia, lo cual ha generado finalmente esta actitud que ha descrito como un "distanciamiento".

No se corresponde este talante, explicó, con la "sintonía que se había comprometido a mantener con nosotros en todo lo que tiene que ver con este nuevo escenario en Euskadi"; también apuntó que el Gobierno no contó con el PNV al tomar sus decisiones respecto a las candidaturas de Bildu.

El portavoz del PNV confió, en cualquier caso, en que el Tribunal Constitucional, aunque sólo sea por la "presión" de la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, adopte una posición distinta del Supremo y "avale la legalidad de las listas de Bildu".

Y en cuanto a las relaciones con el Gobierno y el grupo socialista en el Parlamento, aclaró que no se trata de una ruptura, sino de dejar en "suspenso" un marco de colaboración.

Respuesta del PSE

El portavoz del PSE-EE, José Antonio Pastor, respondió a esa "suspensión" de las relaciones y acusó al PNV de "jugar a dos barajas" Pastor manifestó que, aunque el partido nacionalista estaría "encantado" de que Bildu no se pudiera presentar a las elecciones, necesita ejercer de su "salvador", poniéndose "al frente de la manifestación del abertzalismo para captar su electorado".

Además, acusó a la formación nacionalista de hacer "chantaje al Gobierno" mediante el "olvido malintencionado" de las reglas del sistema democrático.

Noticias Relacionadas